– Villalar – y la corrupción de los medios de comunicación del Sistema.

Comparte este artículo:

 

Si hay un evento en el que se pone de manifiesto, año tras año, con especial crudeza la absoluta falta de ética profesional y la servidumbre hacia el poder económico y político de los medios de comunicación oficiales, ese es la celebración de Villalar.


En teoría, la misión de un periódico, una radio, una televisión o cualquier otro medio, es dar una visión lo más cercana posible a la realidad  sobre lo que están informando. Estamos acostumbrados a que este planteamiento teórico no se cumpla habitualmente, pero en el caso de Villalar la cuestión es tan patética que acaba siendo cómicamente ridícula.

Se trata que la presencia Comunera, hegemónica o al menos muy cualificada, no aparezca por ningún lado, ni en las fotos, ni en los vídeos, ni en las crónicas.

Que la carpa más grande con diferencia es la del movimiento comunero (IzCa, Yesca y Mujeres Castellanas) , pues se evitan las tomas en esa dirección de televisiones y fotógrafos.

Que la carpa mas concurrida de gente, particularmente en el acto político, es la de IzCa, pues se ignora y ya está.

Su grado de puerilidad es similar al de los niños que en su primera infancia creen que tapándose los ojos no se les ve, cuando van hacer alguna fechoría.

Pero los medios de comunicación no son niños en su infancia, son instrumentos del Sistema y su Régimen, tan corrompidos como los banqueros y politicos profesionales de los que dependen y a  los que sirven. Su credibilidad  decae al mismo ritmo que la del Régimen al que sirven. Su final también será paralelo al de éste.

 

Comparte este artículo: