Al ex Rey campechano se le pagaron las vacaciones de Semana Santa en el Caribe junto a dos millonarios cubanos

Comparte este artículo:

 

 

Don Juan Carlos volvió a cruzar el charco el miércoles pasado rumbo al Caribe, donde ya estuvo el pasado mes de febrero. En esta ocasión cambió de región al desplazarse hasta Barbados, pero no así de compañía, y los hermanos Fanjul compartieron por segunda vez las vacaciones con el rey emérito, según ha podido saber este diario.

Se trata en todo caso de un nuevo viaje privado, a los que el padre de Felipe VI dedica gran parte de su tiempo desde que su hijo le relevó en la Corona en junio del año pasado. Según fuentes cercanas a la Casa Real, estaba prevista la presencia del rey emérito en la tradicional misa de Pascua en Palma de Mallorca, a la que sí acudió la reina Sofía junto a los actuales Reyes y sus dos hijas. La infanta Elena tampoco se retrató esta vez en la tradicional foto de la Semana Santa en Baleares, la primera presidida por su hermano.

Pero hubo un cambio de plan y Don Juan Carlos finalmente ha pasado estos días en la isla caribeña junto a sus amigos cubanos, Pepe y Alfonso Fanjul, considerados como una de las grandes fortunas de Norteamérica gracias al imperio azucarero que poseen bajo la etiqueta de ‘Florida Crystals’ y que a día de hoy es el mayor refinador de azúcar del mundo.

Comparte este artículo: