Everest inicia su desmantelamiento con el cierre del taller y 80 despidos

Comparte este artículo:
La dirección de la empresa convoca a los comités de Distribución y Editorial este miércoles a una reunión que temen podría ser el preludio del fin de la empresa

Trabajadores de Everest, ante la empresa. (Foto: Campillo)Everest inicia el desmantelamiento de su factoría en León. Representantes de la dirección de la editorial han trasladado este martes al comité de empresa la disolución y liquidación de Evergráficas (taller de artes gráficas) y la extinción del “cien por cien” de los puestos de trabajo.

Una decisión que dejará en la calle a los 80 trabajadores que se emplean en los talleres de Everest y que, a juicio del comité de empresa, es el primero paso para el cierre definitivo de la factoría leonesa.

Un temor fundando en la convocatoria de dos nuevas reuniones para este miércoles en los que la dirección prevé mantener un encuentro con los representantes sindicales de Distribución (almacén y logística) y Editorial Everest, las otras dos subsecciones de la empresa.

Reuniones en las que, según temen los representantes sindicales, previsiblemente la empresa anuncie también la liquidación de ambas secciones y con ellas la extinción total de los puestos de trabajo de la editorial leones que en la actualidad emplea a unos 320 trabajadores.

Apuesta decidida por Everest

Un auténtico mazazo para la plantilla de la editorial que lleva inmersa desde el pasado 9 de marzo en una huelga para exigir a la empresa el abono de sus nóminas –actualmente siete- así como una solución para dotar de futuro y viabilidad a la empresa.

Desde el comité de empresa ya han cargado contra esta decisión que, según han advertido, se venía venir “sin que nadie hiciese nada”. De ahí la necesidad, han insistido, en que las instituciones, especialmente la Junta, de un paso al frente y evite el cierre de la editorial.

“Se trata de la crónica de una muerte anunciada aunque no te lo crees”, señaló el presidente del comité Enrique Reguero.Tras la reunión, y en la celebración de una asamblea espontánea, la imagen era la de “caras largas y de impotencia e incredulidad” por parte de los trabajadores de la plantilla.

Una vez que se conozca el resultado de la reunión prevista para mañana, se convocará una asamblea el próximo lunes, en la que se analizarán posibles medidas de protesta ante esta situación. Por el momento, se mantienen los planes que pasan por la concentración prevista para mañana, de nuevo junto a los mineros de la Hullera Vasco-Leonesa, a las 18 horas frente a la Subdelegación del Gobierno

Comparte este artículo: