Everest y la Hullera claman junto a 3.000 leoneses soluciones para León

Comparte este artículo:
Cientos de personas se suman a una protesta por la masiva pérdida de empleo que sufren León y las crisis sin precedentes de la editorial y el sector del carbón
A. Cubillas / @And_Cubillas 23/03/2015

Everest se muere, la Vasco se muere, León se muere. Las plantillas de Everest y la Hullera Vasco Leonesa se han dado la mano este domingo para clamar por una solución ante la crisis sin precedentes que atraviesan dos de las empresas señeras de la provincia de León.

Trabajadores que han encabezado una manifestación a la que se han sumado 3.000 leoneses que han hecho retumbar el eco de la agonía que sufre la provincia de León especialmente castigada por la crisis y los recortes.

Una provincia que, según han denunciado, sufre un importante desmantelamiento de su actividad industrial y que urge que los gobiernos autonómicos y nacionales den una respuesta inmediata para evitar la sangría laboral que sufre León.

De ahí la necesidad, según señaló el presidente del comité de empresa de Everest, Enrique Reguero, de que la sociedad leonesa despierte del letargo en el que está sumido para poner freno a la importante pérdida de empleo que sufre un León “que vive en un asilo y se está muriendo”.

Bajo el lema ‘Salvemos la mina y Everest. Por el futuro de León’, la manifestación arrancó con una traca de petardos en Gran Vía de San Marcos y, tras recorrer las principales arterias del centro de la capital, culminó a los pies de la Catedral de León donde tuvo lugar la lectura de un manifiesto.

Allí han denunciado la “ignorancia” de los políticos hacía los trabajadores de la editorial leonesa, en huelga desde el pasado 9 de marzo, y de los de la Vasco que, a pesar de la retirada del ERTE, reiteran la necesidad de un mecanismo de venta del carbón que, según insisten, debe ser considerado como estratégico.

Los presidentes de los comités de la Vasco y Everest atienden a los medios.

Protesta de las plantillas de Everest y la Vasco. (Foto: Peio)

En este sentido se ha referido el presidente del comité de la Vasco, Miguel Sánchez, que alertó de un problema “muy gordo” que está atravesando el sector minero, no sólo en la cuenca de la comarca de Gordón, sino también en las de Laciana y Ponferrada, donde las dificultades “se acrecientan a medida que pasa el tiempo”.

“Eso va a provocar que nos pille el toro en cualquier momento”, aseguró Sánchez que reiteró que la retirada del ERTE por el compromiso de compra de 60.000 toneladas por Gas Natural es simplemente un parche y un engaño. “En un mes estaremos todos en la calle”.

Por su parte, los trabajadores de Everest, que este lunes cumplen su segunda semana de huelga, han denunciado que la empresa se encuentra completamente desaparecida al igual que, según remarcó Reguero, los responsables de la Junta de Castilla y León”. De ahí de que los trabajadores mantienen su petición de recibir las nóminas que se les adeudan, que ascenderán a siete a finales de este mes.

Por últimos, los presidentes de ambos comités de empresa han lamentado que muchos de los dirigentes de la ciudad no hayan acudido para “dar la cara” porque “para eso les vota la gente, para que sean honestos y luchen por el pueblo, no que nos tengan abandonados”.

Un minero y un trabajador de Everest encienden la traca de petardos. (Foto: Peio)

3.000 personas clamaron por una solución para León este domingo. (Foto: Peio)

Comparte este artículo: