Doris Benegas, 1; Cristina Cifuentes, 0

Comparte este artículo:

La abogada Doris Benegas. Foto: Gaspar Francés

La abogada Doris Benegas. Foto: Gaspar Francés

Un juzgado anula una multa de 1.500 euros impuesta sin pruebas a la abogada por la todavía delegada del Gobierno en Madrid

últimoCero.Valladolid. :: Martes, 17 de Marzo de 2015 ::

El titular puede parecer frívolo por dar a entender que se trata de una disputa deportiva, pero el balance de sentencias judiciales ganadas por la abogada afincada en Valladolid Doris Benegas a la todavía delegada del Gobierno en Madrid y candidata a la presidencia de la Comunidad por el PP, Cristina Cifuentes, es por goleada. Con el hecho relevante que en el último fallo Doris Benegas además de letrada es la denunciada: multada sin pruebas con 1.500 euros.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Valladolid, del que es titular María Luaces Díaz de Noriega, en sentencia de 13 de marzo de 2015 ha estimado el recurso interpuesto por Doris Benegas Haddad el 29 de julio de 2014 “para la protección de derechos fundamentales contra la resolución de la Delegación de Gobierno de Madrid de 8 de julio de 2014 por la que se confirma la sanción impuesta de 1.500 euros por infracción grave recogida en el artículo 23 de la Ley Orgánica 1/1992 de 21 de febrero sobre la Protección de la Seguridad Ciudadana”.

El citado artículo 23 c) de la LO 1/1992 se refiere a las sanciones por el hecho de convocar una reunión o manifestación sin comunicar a la Delegación del Gobierno y también por no poner los medios suficientes para garantizar el orden, pudiendo sancionar a los organizadores y convocantes de esas reuniones o manifestaciones.

La resolución de Cristina Cifuentes se refiere a hechos ocurridos el 14 de diciembre de 2013, fecha en que tuvo lugar una concentración no comunicada a la Delegación del Gobierno en Madrid convocada por la Coordinadora 25-S y bajo el lema ‘No pasarán. No a la Ley Mordaza. Rodea el Congreso 14D’. Aquel día, sobre las 18.45 horas empezó una concentración en la plaza Cánovas del Castillo, que se mantuvo hasta las 20.15 horas en que empezó una marcha hasta la Puerta del Sol, donde se disolvió, salvo un grupo de unas 400 personas que continuó la protesta y causó desórdenes públicos, siempre según la policía.

Doris Benegas fue identificada por la policía como la persona que el día 12 de diciembre de 2013 compareció ante los medios de comunicación en rueda de prensa frente al Congreso de los Diputados, sin que exista ‘boletín de denuncia’. Sí hay un acta de reconocimiento de la rueda de prensa -que visionó la policía en Internet- en la que se hace constar que la policía no tenía conocimiento de la citada rueda de prensa. Estas últimas palabras son suprimidas en posteriores actas.

La policía había supuestamente identificado a Doris Benegas a través de un vídeo colgado en Internet. No había denuncia contra ella, ni el día de la rueda de prensa, ni tampoco el día de la concentración.

“La sentencia”, dice la letrada, “estima que se ha vulnerado mi derecho a la presunción de inocencia porque no hay pruebas practicadas con las debidas garantías. Hay dos actas de identificación hechas por el mismo policía, el mismo día y a la misma hora, diciendo cosas sustancialmente diferentes“.

Según la abogada, la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Valladolid es “importante porque traslada al ámbito de lo contencioso-administrativo sancionador, las garantías del proceso penal como es la presunción de inocencia, es decir, que la carga de la prueba la tiene quien sanciona (o acusa en el proceso penal) y que para sancionar a alguien (o condenar en el ámbito penal) tiene que haber suficientes pruebas practicadas con las debidas garantías para la persona sancionada o acusada”.

“La Administración Pública en los procesos sancionadores, y la señora Cifuentes especialmente”, añade Doris Benegas, “están acostumbrados a hacer lo que quieren, y a saltarse su propia legalidad; expresión de ello es el expediente que se me ha instruido lleno de irregularidades y que les condujo sin empacho alguno a imponerme 1.500 euros de multa”.

La abogada subraya: “En los tiempos que corren en los que se va a desplazar del ámbito penal al ámbito administrativo la persecución de los/as ciudadanas que luchan por cambiar el actual sistema y estado de cosas, es fundamental que en este último ámbito forjemos  las garantías y apuntalemos los derechos fundamentales como se hace en esta sentencia“.

El fallo del 13 de marzo de 2015  es para Benegas “prueba de que con constancia, solidaridad y sin miedo se puede conseguir poner por encima de todo la garantía de los derechos ciudadanos“.

Comparte este artículo: