Lección magistral para la ciudadanía sobre la hepatitis C y los medicamentos

Comparte este artículo:
Aspecto que presentaba el Anfiteatro López Prieto de la Facultad de Medicina durante la conferencia. Foto: Gaspar Francés

Aspecto que presentaba el Anfiteatro López Prieto de la Facultad de Medicina durante la conferencia. Foto: Gaspar Francés

Mesa redonda en la UVa con catedráticos organizada por las Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública de Valladolid

últimoCero.Valladolid:: Jueves, 12 de Marzo de 2015 ::

El Anfiteatro López Prieto de la Facultad de Medicina está lleno. No suena el timbre que anuncia el inicio y final de  clase, pero los intervinientes ya ocupan sus asientos en la mesa, a los que presenta el doctor Luis Ocampo: Antonio Orduña Domingo, catedrático de Microbiología de la Facultad de Medicina; Agustín Caro Patón, catedrático de Medicina Interna-Digestivo y hepatólogo; Alfonso Carvajal García Pando, catedrático de Farmacología de la Facultad de Medicina de Valladolid, y Socorro Fernández Arribas, doctora, jefa de sección del Servicio de Epidemiología de la Junta de Castilla y León.

Frente a la mesa, ocupando asiento en las bancadas del anfiteatro, unos asistentes no habituales. Los estudiantes han sido reemplazados en su mayoría por un público heterogéneo, de cierta edad, la mayoría no acostumbrado a pisar la universidad, pero ávido de saber de la hepatitis C y de su tratamiento, algo que en las últimas semanas ocupa páginas y páginas en los periódicos. Parte de ellos no oculta ser enfermos al lucir camisetas rojas de la Plataforma de Afectados. El interés de la mesa redonda no se escapa a nadie: “Hay una demanda de tratamiento y una oferta de medicamentos que ha cambiado”.

La universidad, definida por algunos como la Casa de la Ciencia, abre excepcionalmente sus puertas a la ciudadanía  -algo que debería ser frecuente- y sus profesores se disponen a comunicar sus conocimientos a todo el que ha acudido a la llamada de la Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública de Valladolid. Los docentes tienen ante sí el gran reto de hacer entendible sus ‘palabros’ técnicos a un auditorio no especializado, aunque más de uno acabe tomando apuntes como si fuera a ser examinado al finalizar.

La charla comienza con la exposición de Antonio Orduña, que delimita una serie de pautas que a continuación serán desarrolladas por sus compañeros. Orduña habla de los virus que generan la hepatitis, que han sido descubiertos no hace mucho y que son de pequeño tamaño, que se transmiten por vía parental, por relaciones sexuales o por transmisión vertical, de madre a hijos. También se refiere a una de las características del virus, que muta con variabilidad, así a cómo actúan los antivíricos y el tratamiento de la enfermedad.

El doctor Ocampo, de la Plataforma por la Sanidad Pública, pesenta a los conferenciantes. Foto: Gaspar Francés

Socorro Fernández informa de los factores de riesgo y de la vigilancia epidemiológica. “En Castilla y León se reguló en 2006 con el Decreto 69/2006 de 5 de octubre”, dice. Acto seguido comenta que hasta 2013 la hepatitis C no se incluye entre las enfermedades de declaración obligatoria. Entre los datos aportados, que advierte que deben tomarse con cautela, entre 2008 y 2013 los fallecidos por hepatitis C han sido 178, de los que el 55% eran hombres. Concluye con una serie de recomendaciones.

El catedrático Agustín Caro Patón, en una larga exposición desarrolla aspectos clínicos de la enfermedad, así como de los genotipos y subtipos. Informa de cómo se realizan los diagnósticos de infección del virus C, así como de los factores que favorecen la fibrosis. Tambén de las situaciones a tratar de forma prioritaria, “no por temas econonómicos, que influyen, claro que influeyen. Los pacientes de fibrosis avanzada 3-4 deben tratarse ya”, afirma. El hepatólogo aboga por el control periódico de la fibrosis, “ya que se trata de una enfermedad con progresión asintomática e impredecible. Hay que buscar el tratamiento más eficaz. No deben influir los laboratorios farmacéuticos ni los políticos. El hepatólogo es el que debe decidir”, subraya. Tras comentar la respuesta a los tratamientos, las ventajas con antivirales directos o las combinaciones varias, Caro Patón explica las situaciones especiales y las tendencias actuales, para terminar: “Se está haciendo un esfuerzo por parte del Ministerio. Las casas farmacéuticas van al negocio pero no se pueden despreciar; aportan medios y conocimiento, por lo que no deben ser criticadas“. Sus palabras suscitan un leve rumor de desaprobación, pero su exposición concluye con aplausos.

El último interviniente, Alfonso Carvajal, centra su charla en la hepatitis C y los nuevos tratamientos. Aunque cierra la clase, el catedrático de Farma consigue centrar la atención del auditorio. Su primera imagen del ‘power point’ es un cómic de Flash Gordon sobre una epidemia en una nave espacial, publicado coincidiendo con la aparición del interferón, fármaco que suscitó grandes expectativas en su momento. El profesor Carvajal explica de forma comprensible los diferentes tratamientos -los convencionales y los nuevos-, con una advertencia: “Los ensayos clínicos se realizan con centenares de pacientes muy seleccionados. Los porcentajes que transmite la prensa no son los reales, las expectativas son enormes, pero hay que tener más tiempo para conocer los efectos de los nuevos medicamentos que, desde luego, son más tolerables que los anteriores”. El ponente explica los beneficios, pero matiza: “La industria farmacéutica saca novedades, no todas suponen un progreso. Tampoco la industria es la que más investiga, mucha investigación se hace con fondos públicos en universidades“, estas palabras son bien recibidas por los asistentes, a los que lanza un último mensaje: “No hay que dejar a nadie sin tratamiento”.

Aplausos ponen fin a la lección magistral.

Concentración de afectados mañana

La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C de Valladolid ha emitido esta misma noche un comunicado en el que convoca a los ciudadanos de Valladolid a las próximas concentraciones que llevará a cabo frente la Consejería de Sanidad todos los viernes (empezando por este 13/03/2015) de 12,30 a 13,30 horas.

“Nuestra lucha está en un momento trascendental, vemos que gracias a la movilización se empiezan a conseguir pequeños logros, incluso vislumbramos que es posible ganar esta batalla si nos implicamos todos, pero  la meta final aún está lejos y nuestro tiempo para lograrlo es limitado. Intuimos que después de las elecciones nuestras demandas  empezarán a perder fuerza, ya que nuestros políticos legislan a golpe de voto y nuestra causa será ‘traspapelada’. El siguiente paso será que desapareceremos de los medios de comunicación, dejaremos de ser noticia y solo volveremos a ser visibles cuando se produzca alguna muerte”, expresan.

“En este asunto de la hepatitis C nos  ‘jugamos mucho’, ganar esta batalla supondrá que ningún enfermo dejará de recibir un tratamiento que cure su enfermedad por criterios económicos, perderla, significa que a partir de ahora los gestores de la sanidad pública pueden dejar de comprar un tratamiento si creen que es demasiado caro para asumir su coste, y por consiguiente, si no tienes dinero morirás. (Aunque la culpa de estos precios abusivos  es exclusivamente suya, “gracias” a su connivencia con las farmacéuticas y su cobardía para no expropiar  fármacos que salvan vidas)”, hacen constar.

Comparte este artículo: