Valladolid Toma la Palabra abre su programa a la ciudadanía

Comparte este artículo:
Arturo del Olmo, María Sánchez, Manuel Saravia y Rosalba Fonteriz, durante la presentación. Foto: últimoCero

Arturo del Olmo, María Sánchez, Manuel Saravia y Rosalba Fonteriz, durante la presentación. Foto: últimoCero

A los “ejes básicos” recopilados en más de 100 páginas se incorporarán propuestas para aprobarlo definitivamente el 28 de marzo en una asamblea. últimoCeroValladolid

Valladolid Toma la Palabra, la coalición ciudadana de partidos (IU-Equo) cuya lista municipal encabeza el actual portavoz de IU en el Ayuntamiento, Manuel Saravia, ha presentado hoy formalmente los “ejes básicos” de un avanzado programa electoral que, a partir de ahora y hasta el próximo 22 de marzo, puede ser enmendado y enriquecido por los ciudadanos. Una asamblea prevista para el próximo 28 de marzo aprobará definitivamente el documento con el que la nueva formación concurrirá a las elecciones.

Los 1.500 inscritos en Valladolid Toma la Palabra ya tienen en su poder un “borrador de programa” que, además de incluir diagnósticos de cada área (Buen Gobierno, Derechos y bienestar social, Economía y empleo, Urbanismo, movilidad y medio ambiente y cultura, educación y deportes) recopila una detallada lista de actuaciones concretas que hoy han sido presentadas como “un programa vivo”, “demostración de regeneración democrática” que “no es el resultado del diagnóstico de una comisión de expertos” sino de la “democracia participativa” que se puso en marcha ya en junio del año pasado (fecha de la presentación pública de esta iniciativa), según han explicado hoy el propio Saravia, María Sánchez, Rosalba Fonteriz y Arturo del Olmo.

El cabeza de lista lo ha presentado no como “una carta a los Reyes”, sino como “un paquete de compromisos”. Y, entre esos compromisos, están el de la “información” para favorecer la participación ciudadana “con conocimiento de causa”; una agenda, prueba de “una acción política responsable”, que fije los objetivos a corto, medio y largo plazo; una gestión política transparente con “compromiso de retransmitir hasta las Juntas de Gobierno local” y un “programa” donde, además de incluir los pros y contras de cada actuación, se incluyan los costes de puesta en marcha y desarrollo.

Durante la rueda de prensa ofrecida esta mañana en la librería Sandoval, los responsables de Valladolid Toma la Palabra han esbozado algunas de las propuestas (subida de impuestos a las viviendas vacías, grandes empresas o retirada de la retasa de basuras, así como subida del IBI para las viviendas con valor catastral superior a los 500.000 euros), aunque el documento sobre el que ya se pueden presentar alegaciones desciende mucho más al detalle.

Prueba de ello es que ya se incluye el número de concejalías que tendría un gobierno municipal de la coalición: “Se establecerán siete concejalías ejecutivas con la siguiente denominación: seguridad y movilidad; atención, participación ciudadana y barrios; urbanismo, infraestructuras y vivienda; hacienda, función pública y comercio; bienestar e inclusión social; desarrollo sostenible y coordinación territorial y cultura y educación. Se contará también con otras cuatro transversales (mujer, mayores, jóvenes y derechos), sin mando sobre los servicios”.

También se anuncia que “se completará la participación de los vecinos celebrando Plenos Municipales abiertos y Audiencias públicas abiertas en cada barrio, con carácter consultivo y deliberante, donde las asociaciones y vecinos y vecinas podrán exponer sus propuestas” y un novedoso sistema de control de inversiones: “Para las inversiones en dotaciones, calles, plazas y parques, así como los programas de gasto social que superen los 100.000 euros deberán establecerse mecanismos de participación y seguimiento de los ciudadanos y ciudadanas: aleatorios (vecinos y vecinas por sorteo), o directos (mediante las asociaciones del barrio o de la ciudad, dependiendo del carácter de la inversión)”.

Otros de los compromisos ya recogidos en este borrador son “destinar no menos del 2% del presupuesto anual de inversiones del ayuntamiento en 2016 a un programa de presupuestos participativos, donde vecinos, vecinas y organizaciones sociales propongan y acuerden el destino de esas partidas económicas” u “obligar a la SAREB y a las entidades financieras, comenzando por aquellas que han sido rescatadas con fondos públicos, a cumplir con sus obligaciones de servicio público y a destinar las viviendas vacías de su propiedad al alquiler social y a otras formas asequibles de tenencia, al menos un 30% de las mismas”.

También se incluye como propuesta la “creación de una ‘Oficina Auditora’ que desarrolle funciones de control y fiscalización plena de los gastos e ingresos” o la “utilización de los vacíos urbanos (locales cerrados producto de la crisis) como soporte artístico o cultural”.

Sobre el soterramiento de las vías del tren se indica que “parece necesaria una reconsideración de toda la operación que tenga en cuenta la minimización de los impactos ambientales, el equilibrio financiero de la misma, un desarrollo urbanístico razonable de los terrenos liberados y la mejora importante de la movilidad entre las zonas a ambos lados de las vías actuales”. “Con esas premisas habrá que tomar una decisión colectiva en Valladolid Toma la Palabra sobre este asunto: las dos únicas posibilidades parecen ser (salvo mejor criterio) la de mantener lo esencial del proyecto actual pero haciéndolo más austero y la de mantener las vías actuales acotando al máximo la utilización de terrenos para construir una «permeabilidad alternativa» entre ambos lados mejorando, en la medida de lo posible, el entramado urbano en las márgenes de la vía”, se dice textualmente.

Más llamativas resultan otras propuestas:

“Estudiar, junto con los municipios del alfoz, la posibilidad de desarrollar un tren- tranvía hacia Laguna y Tudela de Duero aprovechando la plataforma de la línea Ariza”.

“Será necesario realizar una entrevista previa a la entrega de la licencia de tenencia de animales potencialmente peligrosos. Se definirán los procedimientos para la obtención de la licencia municipal para su tenencia y para el Registro Municipal de los mismos, así como para el Censo Municipal”.

“Declarar a la ciudad amiga de los animales incluyendo la prohibición del uso de animales en determinado tipo de espectáculos y festejos. Solo se autorizará la instalación en el municipio de aquellos circos que no usen animales en sus espectáculos y se prohibirán las atracciones feriales donde participen animales”.

Se someterá a consulta popular el título auto-impuesto a la ciudad de «Valladolid ciudad taurina». En caso de ser eliminado se utilizará ese dinero en otras actividades culturales y se barajarán otros sellos más acordes con la ciudad: Valladolid Ciudad de la Cultura / Ciudad Educadora / Ciudad de los Museos / Ciudad del Cine…”

“Realizar un inventario de todos los locales y edificios en uso o no, susceptibles de utilización pública, como pueden ser palacios o iglesias cerradas o incluso el Círculo de Recreo, recomendando especialmente la negociación con Banco Ceiss y Junta de Castilla y León para poder gestionar el TEATRO LOPE DE VEGA como «teatro de la ciudad» o «teatro Valladolid» y ser así un escaparate de la creación escénica vallisoletana: teatro, danza, circo, cine o música, tanto de profesionales como de aficionados, respetando criterios de calidad e interés social”.

Comparte este artículo: