Concentración de apoyo al CSOA La Casika “La cultura popular no es un delito”

Comparte este artículo:

Alrededor de un centenar de vecinos se han concentrado esta mañana frente a los juzgados de Móstoles en apoyo a las actividades culturales que se realizan en el CSOA La Casika, en una convocatoria contra la criminalización de la cultura popular.

Los hechos por los que hoy se prestaba declaración se remontan aproximadamente a hace cuatro años cuando agentes de la policia municipal, en una calle cercana al CSOA la Casika notifican a Moisés, vecino de Móstoles, una resolución administrativa de urbanismo en la que aparece su nombre.  Posteriormente se informa de que en dicha resolución figuraba la prohibición para realizar cualquier actividad cultural dentro del CSOA la Casika. También aparecían reseñadas tres personas más, las cuales desde ese momento serían consideradas por la Administración como responsables de las actividades que se llevaran a cabo en el citado Centro Social, pudiendo incurrir en responsabilidad tanto penal como administrativa si desobedecían esa resolución del Ayuntamiento y donde se hacía también mención a la posible clausura del Centro Social.

Según ha declarado Erlantz Ibarrondo, abogado defensor, a Voces de Pradillo, su defendido ha prestado declaración por un delito de desobediencia por una actividad que se realizó en el CSOA la Casika en la que se le atribuye al acusado de la responsabilidad de no haber impedido ejercer esa actividad concreta, segun consta en un expediente en el que figuran más de dos centenares de actividades de diversa indole, hecho que supondría que tuviese que prestar declaración en calidad de imputado por un delito de desobediencia de las más de doscientas actividades celebradas en la Casika, de las que hay constancia por escrito y en las cuales ha intervenido la policía. En ese absurdo nos encontramos porque no llegan a comprender, o si lo entienden y lo mantienen, que las actividades de un Centro Social no se rigen por lo que diga una persona, entonces aunque una persona tuviera actividad y presencia en la asamblea de la Casika no tendría capacidad para decidir qué se hace o no se hace, sino que es la Asamblea, y como no pueden imputar a una Asamblea porque es algo genérico pues cogen uno de los nombres que tienen de hace varios años y le reiteran las imputaciones, por lo que estamos ante una persecución. Moisés aparece como supuesto representante de la Casika por recoger una información para saber cómo actuar pero ni se le ha identificado en el momento de los hechos ni nada, por tanto no hay absolutamente nada por lo que se le pueda imputar.

Frente al Juzgado se han concentrado esta mañana alrededor de un centenar de vecinas y vecinos como muestra de apoyo a la Casika y a las actividades culturales que se realizan en el Centro Social. Tras la concentración, la policia nacional ha hostigado a los vecinos allí congregados exigiendo aleatoriamente a los presentes la documentación, sin ofrecer ninguna explicación sobre el motivo de las identificaciones, llegando incluso al traslado de un vecino a la comisaría para su identificación.

Comparte este artículo: