Everest arranca la semana sumida en una parálisis total y absoluta

Comparte este artículo:

 

Asamblea de trabajadores de Everest este lunes.

Asamblea de trabajadores de Everest este lunes.

Everest arranca la semana sumida en una parálisis total y absoluta. La plantilla de la editorial leonesa ha iniciado este lunes una huelga de carácter indefinido a la que se han sumado más del 90% de sus trabajadores ante la falta de una solución de una crisis sin precedentes.

“Éxito” de una medida de presión que ha frenado la actividad por completo de la editorial al sumarse a la huelga la totalidad de los trabajadores de informática, maquetación, edición e impresión. “Hoy era importante paralizar ciertos departamentos porque con ellos se paraliza toda la empresa de forma que quien quiera ir a trabajar irá a hacer nada”.

Una huelga que, según lamentó el presidente del comité de empresa, Enrique Reguero, se puede entender como “un suicidio colectivo” del que son conscientes los trabajadores que entienden que tanto para plantilla como para empresa es “perjudicial” paralizar la empresa pero también que “de nada sirve ir a trabajar si no nos pagan”.

Porque, según lamentó Reguero, en este mes de marzo ya serán siete los meses que Everest adeudará a la plantilla a pesar de que, según han confirmado al comité, la empresa tiene liquidez para abonar parte de sus deudas y se había comprometido a abogar la extra de este mes.

“No han hecho ni un mínimo gesto. Ahora mismo tienen dinero pero no quieren pagarnos. Están dolidos por el éxito de esta huelga porque nunca se lo imaginaban. Más que empresarios son orgullosos por lo que parece que se ha convertido en un pulso entre ellos y nosotros, señaló Reguero.

Mantener la tensión

Un éxito a pesar de que, según han denunciado, días atrás hubo presiones a trabajadores de diferentes áreas a los que, a través de carta o correos electrónicas, les instaban a ir a trabajar. Presiones a las que han hecho caso omiso la mayor parte de los trabajadores a excepción del grupo directivo.

El objetivo a partir de ahora, mantener el mismo grado de implicación de los trabajadores “para mantener este grado de tensión para que editorial de un paso adelante, nos llame, se reúna con nosotros y nos digan que nos pagan porque no hay otra solución. No queremos tener más reuniones con buenas palabras queremos no hechos”.

Muy poca comunicación con empresa, el jueves y viernes hablar para haber que spobilidades hay, nos habían dicho que un cuarto de pagade la extra de marzo ni si quieran han hecho ese gesto, afirmo que tienen el dinero ahroa mismo pero no quieren ahora estarán dolidos por este éxito porque no se lo creían, más que empresarios son orgullsoos y es un pulso entre ellos y nosotros.

Comparte este artículo: