Obama declara a Venezuela amenaza para la seguridad nacional de EE.UU.

Comparte este artículo:

El País:

Obama decreta nuevas sanciones contra altos funcionarios de Venezuela

El presidente de EEUU declara al país sudamericano una “amenaza a la seguridad nacional”

El presidente Barack Obama endureció este lunes la posición de Washington frente a Venezuela, al declarar una “emergencia nacional” frente al país sudamericano por la “amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior” que, afirma, supone la “situación” venezolana para Estados Unidos.

La declaración de “emergencia nacional” es un instrumento que le permite al Ejecutivo ir más allá de lo que haya aprobado el Congreso a la hora de dictar sanciones contra un país, en este caso contra altos funcionarios de Caracas.

La primera oleada de afectados son, desde este lunes, siete altos responsables de seguridad y justicia del Gobierno de Nicolás Maduro, a los que señala como “responsables de la erosión de los derechos humanos” en el país desde las protestas sociales del año pasado.

“Estamos profundamente preocupados por los esfuerzos del Gobierno venezolano por aumentar la intimidación de sus oponentes políticos”, dijo la Casa Blanca al anunciar las medidas en un comunicado, en el que reclamó una vez más la liberación de “todos los presos políticos” en Venezuela, incluidos “decenas de estudiantes, el líder de la oposición Leopoldo López y los alcaldes Daniel Ceballos y Antonio Ledezma”.

Los sancionados son el director general del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), Gustavo Enrique González López, y su predecesor Manuel Gregorio Bernal Martínez, así como Manuel Eduardo Pérez Urdaneta, Director de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela.

A ellos se unen Antonio Jose Benavides Torres, que dirigió las operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de Venezuela durante las protestas de 2014 y el también excomandante general de la GNB Justo José Noguera Pietri, actualmente presidente de la estatal Corporación Venezolana de Guayana (CVG). También figuran en la lista de sancionados la fiscal Katherine Nayarith Haringhton Padrón -responsable entre otros de la acusación contra el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma- y el inspector general de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana UFANB) Miguel Alcides Vivas Landino.

Las sanciones implican la congelación de cualquier bien que los señalados puedan tener en territorio estadounidense y la prohibición de realizar transacciones económicas con ellos. EE UU también ha bloqueado su entrada al país.

Las medidas se basan en la Ley de Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil de Venezuela 2014 que Obama firmó en ley el 18 de diciembre del año pasado, justo un día después de anunciar la normalización de relaciones con Cuba, el principal aliado de Caracas.

“Es lamentable que en momentos en que nos hemos abierto a interactuar con todas las naciones en las Américas, Venezuela haya optado por ir en la dirección opuesta”, lamentó la Casa Blanca.

 

 

La Vanguardia:

 

Washington. (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, ordenó hoy que se apliquen las sanciones aprobadas recientemente contra altos cargos venezolanos y declaró la “emergencia nacional” por el “riesgo extraordinario” que, según él, supone la situación de Venezuela para la seguridad de EEUU.

En un decreto, Obama “aplica y amplía” las sanciones algunos ciudadanos venezolanos incluidas en una ley aprobada en diciembre pasado, según explica en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

“Determino que la situación en Venezuela, incluida la erosión de garantías de Derechos Humanos por parte del Gobierno de Venezuela, la persecución de oponentes políticos (…) constituyen una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EEUU, y declaro una emergencia nacional para tratar esa amenaza”, dice Obama en la orden.

El gobernante cita además como factores que en su opinión justifican su decisión “la restricción de la libertad de expresión, el uso de la violencia, las violaciones de Derechos Humanos y los abusos en respuesta a protestas antigubernamentales; el arresto arbitrario y detención de manifestantes y la creciente presencia de una corrupción pública significativa”.

La declaración de una “emergencia nacional” es una herramienta con la que cuenta el presidente de EEUU para aplicar sanciones contra un país en determinadas circunstancias y que le permite ir más allá de lo aprobado por el Congreso.

Con este decreto, Obama anuncia la imposición de sanciones a siete altos cargos y exaltos cargos venezolanos, de los que los bienes que pudieran tener en EEUU quedan congelados y se les prohíbe la entrada en el país.

Entre los sancionados se encuentran Gustavo Enrique González López, director general del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), así como el exdirector de Operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Antonio José Benavides Torres.

La lista la completan Justo José Noguera Pietri, excomandante General de la GNB; Katherine Nayarith Haringhton, fiscal nacional de la Oficina del Ministerio Público; Manuel Eduardo Pérez Urdaneta, director de la Policía Nacional; Manuel Gregorio Bernal Martínez, exdirector General del SEBIN, y Miguel Alcides Vivas Landino, Inspector General de las Fuerzas Armadas Bolivarianas (FANB).

Hasta ahora, el Gobierno estadounidense no ha hecho pública la lista de sancionados por la ley aprobada por el Congreso en diciembre, por lo que se desconoce si esas siete personas identificadas hoy se encontraban también en el listado del legislativo.

La orden ejecutiva firmada hoy también autoriza al Departamento del Tesoro a imponer más sanciones a aquellos de los que se determine que han promovido acciones o planes “que socaven procesos o instituciones democráticas” o que as juicio de EEUU cometan o hayan cometido violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela, según la Casa Blanca.

Comparte este artículo: