Desalojan sin aviso el edificio de la Obra Social PAH La Cava

Comparte este artículo:

Más de medio de centenar de agentes de la Unidad de Intervención (UIP) de la Policía Nacional sorprendieron en la mañana del miércoles a los habitantes del edificio de la Obra Social de la PAH La Cava al personarse hacia las 11.30 horas a las puertas de la vivienda con la intención de desalojarla. El inmueble, propiedad de la empresa Construcciones y Promociones Calvin SL, es un edificio de 5 plantas situado en el número 89 de la calle Toledo, en el barrio madrileño de La Latina, que llevaba más de cinco años vacío cuando fue recuperado por la Asamblea de Vivienda de Madrid, el 11 de mayo del año pasado.

En él se realojó a una veintena de familias, muchas de ellas con menores y personas dependientes a su cargo, que habían sido previamente desahuciadas de sus hogares y no tenían alternativa habitacional, y que ahora se ven de nuevo en la calle. En total 46 personas, dos de ellas con enfermedades graves, entre las que se cuentan además 13 menores, dos de ellos también enfermos.
La intervención de la policía, que según han denunciado los propios habitantes de La Cava se ha producido sin ninguna notificación previa, ha coincidido en fecha y hora con el juicio a dos activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que fueron detenidos en verano durante una identificación en el mismo edificio. Muchos de los activistas de los distintos grupos de vivienda de la ciudad se encontraban por eso acompañando a los imputados, que prestaban hoy declaración en los juzgados. Aun así, cerca de un centenar de personas se han concentrado a medio día en los alrededores del edificio, para protestar por el desalojo y mostrar su solidaridad con los habitantes de La Cava.

Su hijo, de 8 años, le preguntaba poco antes: “Mamá, ¿dónde dormimos hoy?”

En el interior de la vivienda había apenas una decena de inquilinos, entre ellos tres menores, que a su salida del edificio denunciaban la actitud de la policía que, protestaba una de las afectadas, “ha entrado riéndose y contando chistes”.
La céntrica calle Toledo ha permanecido cortada al tráfico durante toda la mañana, con más de 15 furgones de la UIP acordonado las calles adyacentes al edificio.

“Hay niños en la calle y no le importa a nadie”

Por la tarde, alrededor de medio centenar de personas se concentró junto al mercado de la Cebada, a pocos metros de La Cava. Al grito de “no toleramos ni un desahucio más” y “hay niños en la calle y no le importa a nadie”, denunciaban el desmantelamiento del que ha sido el hogar de 46 personas en el último año, como parte de la campaña de Obra Social de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) del centro de Madrid.
“Vecinas, abran los ojos, yo nunca pensé que estaría en esta situación”, decía Patricia, una de las habitantes de La Cava, en la concentración. Su hijo, de 8 años, le preguntaba poco antes: “Mamá, ¿dónde dormimos hoy?”. El niño, asegura, “está bastante asustado”, pero ella se muestra “animada y bastante optimista a pesar de las circunstancias”. Han encontrado dónde pasar los próximos dos días, de manera provisional. Al igual que el resto de familias. Miqui, que vivía también en el edificio junto a su pareja, ha querido agradecer este hecho: “La mayor y mejor respuesta contra la violencia del sistema son las redes de solidaridad. Sin ellas habría sido imposible realojar a todas estas personas en apenas unas horas”.
Dos unidades de la UIP se han personado en la zona, aunque no han intervenido ni identificado a los concentrados.

Comparte este artículo: