Texto leído por la Plataforma en defensa de la sanidad pública el día 3-3-2015.

Comparte este artículo:

 

plataforma sanidad enero 15

Preocupados estamos por la “masiva emisión” de tarjetas sanitarias en los últimos meses y que llegan por correo al domicilio de los ciudadanos, asociados antes como beneficiarios al número de afiliación de padres y/o esposos-as, y que ahora constan de un número de afiliación “propio” y distinto aún sin haber cotizado. Número que sustituye al previo (obligan a destruir las tarjetas previas) y que en el programa informático sanitario del SESCAM reconduce al número de afiliación previo familiar, que es el único que tiene asociada la prestación sanitaria. Es decir, es un número que no tiene derecho a la prestación sanitaria, y que por lo tanto fuera de nuestra comunidad puede no tener NINGUNA VALIDEZ, y lo que es peor, puede dejar descubierta a la persona de la prestación sanitaria que precise.

Y nos preguntamos, ¿¿para que éste gasto en la emisión y envío de tarjetas nuevas (recordamos que hacer una copia de la misma por pérdida ahora cuesta 10 euros), para qué esta posible confusión entre los números que sí tienen prestación sanitaria y los que no, para qué…???

¿Es acaso una “maniobra confusa” que se esté utilizando para justificar ese número mágico (6000) que esgrime el presidente del Gobierno de aumento de afiliados a la Seguridad Social en los últimos meses???

Y respecto al convenio que se quiere ratificar con la Comunidad de Madrid sobre la prestación sanitaria de los ciudadanos de Castilla la Mancha que viven en las zonas limítrofes de Guadalajara y Toledo, y que ya denunciamos en noviembre de 2014, nos hacemos eco del informe de un ponente del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha, que lo califica como de “un seguro médico privado que puede vulnerar el interés público y la buena administración”. Dicho convenio supondría un pago directo que realizará la Comunidad de Castilla-La Mancha a la Comunidad de Madrid por la atención sanitaria de los pacientes desplazados de nuestra región, concretamente  de los de la zona norte de Toledo (pago capitativo como en el modelo Alzira) y los del Corredor del Henares (pago por actividad). Esta es la solución “mercantilista” que ofrece nuestro gobierno autonómico porque el gobierno nacional de Mariano Rajoy deshizo en 2011 el Fondo estatal de Cohesión establecido para compensar los gastos generados entre comunidades limítrofes dentro del Sistema Nacional de Salud. Pues bien, este convenio “costoso y poco claro” podría ser ratificado, con prisas antes de acabar la legislatura, si se ignora este informe realizado por el órgano consultivo. Esperamos que no suceda…

Unicef acaba de publicar el pasado mes de febrero su informe sobre la inversión pública en infancia en España. Como sospechábamos hay una importante reducción de la inversión para la infancia desde 2007 a 2013, que es el periodo que analiza el informe: a nivel nacional la reducción es de casi el 8%, pero en Castilla-La Mancha ostentamos el triste record de ser la 3ª comunidad que más ha recortado, el 22.7%. El informe analiza el gasto por niño en educación, sanidad, bienestar y prestaciones. En Castilla-La Mancha la inversión por niños en 2007 fue de 5.343 euros, aumentó en 2010 hasta 5.962 euros y finalmente en 2013 se redujo hasta 4.129 euros, 1.833 euros menos por niño y año. Concretamente en sanidad se han pasado de los 916 euros por niño a los 756 en 2013. Esta es nuestra Comunidad autónoma, que gasta en torres de vino y congresos de tauromaquia y recorta en atención a los niños. Las prioridades del gobierno regional no tienen nada que ver la realidad cotidiana.

Como seguramente sabréis todos, ayer se produjo la esperada reunión del Sr. Ministro de Sanidad con los Consejeros de las distintas comunidades para dar una solución al problema de la hepatitis C. El Sr. Ministro no aclara mucho, por una parte dice “es una solución de financiación que garantiza que todos los pacientes con indicación reciban el tratamiento. No hay ninguna razón para que el fármaco (de última generación) no llegue absolutamente a todo el mundo”. Pero por otra dice que no habrá una partida presupuestaria específica, que habrá 727 millones para tres años y que puede llegar a 52.000 afectados. ¿Y los demás? ¿qué va a pasar con el resto de “todo el mundo”?.

El plan nacional contra la hepatitis C se aprobará formalmente en la última semana de marzo, ha adelantado Alonso. Sin embargo, hay pacientes muy graves (F4, cirrosis), cuyos médicos han solicitado tratamiento con los nuevos antivirales, que no los están recibiendo. A preguntas de los periodistas, Alonso ha asegurado que analizará los datos que están recibiendo de las comunidades sobre los fármacos que estas van comprando. “Sabemos dónde compran y dónde no”, se ha limitado a decir, y ha asegurado que la cuestión requiere “discreción”.

Recordamos, como hicimos la semana pasada, que mientras tanto cada día fallecen enfermos  afectados a los que no se les suministra el tratamiento.

Volvemos a recordar que este jueves, 5 de marzo, a las 18:30, tendrá lugar en Aguirre, una charla-debate sobre el diagnóstico de nuestra Sanidad. Tendremos como ponente a Ángeles Maestro, prestigiosa médica y Técnica Superior de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de Madrid, y también participará un miembro de nuestra Plataforma que expondrá la situación de nuestra sanidad en nuestra comunidad, y muy concretamente en Cuenca.

Os animamos a todos y a todas a participar y a debatir sobre algo tan importante como es nuestra  Sanidad.

 

PARTICIPA!!!!!!!

LA SANIDAD NO SE VENDE, SE DEFIENDE

LOS RECORTES EN SANIDAD MATAN

Comparte este artículo: