El menosprecio hacia las enfermeras del director de Salud Pública

Comparte este artículo:

Foto: Hospital de Burgos

Por Sindicato de Enfermería SATSE


SATSE denuncia que el director de Salud Pública de Castilla y León obvia a las enfermeras en un programa de vacunación
  • Evita referirse a la enfermera en el Programa piloto de vacunación frente al Herpes Zóster en grupos de riesgo.
El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y León denuncia la actitud que mantiene hacia las enfermeras el director general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad.
En unas instrucciones sobre el inicio de un Programa piloto de vacunación frente al Herpes Zóster en grupos de riesgo, dirigidas a los Servicios Territoriales de la Junta, el director general de Salud Pública evita referirse a las enfermeras como responsables de la vacunación que son y se refiere al “profesional sanitario que administra la vacunación”. Se da la circunstancia de que las instrucciones se remiten a los Servicios Territoriales que, a su vez, posteriormente las deben trasladar a las enfermeras porque son los responsables del Equipo de Atención Primaria encargados de la vacunación.
Para SATSE Castilla y León esta forma de actuar es un claro menosprecio hacia la profesión de enfermería, cuando no un desconocimiento de las competencias profesionales de las enfermeras, responsables de los programas de vacunación a la población, por lo que califica de intolerable esta actitud en un director general de Salud Pública.
SATSE denuncia recuerda que la profesión enfermera es reiteradamente obviada en las campañas y mensajes que desde la Consejería se dirigen a la población cuando tiene ahora la titulación universitaria de Grado, competencias profesionales propias y son los responsables de la solicitud, custodia, captación (compartida), aplicación, registro y evaluación de los programas de vacunas tanto infantiles como adultos en los centros sanitarios de esta Comunidad.
Por este motivo, desde SATSE Castilla y León van a instar a las enfermeras de Atención Primaria de la Comunidad a no colaborar con esta campaña o programa piloto más que en lo estrictamente necesario como forma de protesta por este menosprecio de unos profesionales que son un pilar básico de la sanidad de la Comunidad, un mensaje que debe transmitirse a la población, cosa que con la actitud del director general no se produce.


Comparte este artículo: