El comité de Everest prevé una larga huelga “al no existir negociaciones”

Comparte este artículo:
Más de cien personas participa en una concentración en la plaza de Botines / Los juzgados comienzan a recibir las primeras demandas individuales
Luis V. Huerga / @luisvhuerga

Lejos de la solución, la situación en la compañía editorial leonesa Grupo Everest se va agravando con el paso de los días. Los 320 trabajadores de la plantilla suman ya a la deuda la nómina del mes de febrero, y ya son cinco pagos pendientes, entre ellos tres mensualidades y dos pagas extraordinarias de 2014. Las primeras demandas individuales ya están llegando a los juzgados para la reclamación de la deuda, pero en otros casos también para solicitar la rescisión del contrato.

 

Imagen de la concentración celebra este lunes en la plaza de Botines. (Foto: Campillo)

Este lunes estaba previsto que diera inicio la primera jornada de huelga. Pero un defecto de forma en la solicitud ha impedido que los trabajadores hayan tomado esta medida, ya que reclamaban la convocatoria en todas las empresas del grupo pero, al encontrarse algunas de las delegaciones fuera de Castilla y León, se ha tenido que dar “un paso atrás”.

Una huelga de “muchos días”

El presidente del comité de empresa de los trabajadores de Everest, Enrique Reguero, ha explicado este lunes durante la celebración de una concentración en la plaza de Botines en la que han participado más de cien personas, entre ellos representantes de partido políticos como PSOE, IU o Podemos, ha afirmado que los empleados esperarán al lunes próximo para poder ejercer ese derecho a la huelga.

No lo han hecho antes por “temor a las represalias”, ya que se consideraría ilegal por ese defecto de forma. Pero el comité ha señalado que irremediablemente esa huelga dará inicio y tendrá una duración de “muchos días”. Por eso, se ha creado un fondo de resistencia en el que se pide la colaboración económica de los leoneses para que los trabajadores y sus familias puedan afrontar esta situación que parece no tener una solución próxima.

Los trabajadores vaticinan una huelga de varios días por los impagos y el ERE. (Foto: Campillo)

Negociación “rota”

Más aún cuando la negociación con la dirección de Everest, que además de los impagos ha puesto en marcha un ERE temporal para 120 de los 320 empleados, está “rota”. “No se nos escucha. Hemos solicitado reuniones y no se nos recibe, ni siquiera la Junta, que está saliendo de rositas”, ha lamentado Reguero, que ha insistido en la necesidad de que tanto la compañía como la administración autonómica “se pongan a trabajar” para solucionar el conflicto laboral y la crisis de Grupo Everest.

Esa falta de comunicación también está impidiendo a los trabajadores conocer en qué punto se encuentra la negociación entre la dirección de Everest y la Junta de Castilla y León para la concesión, a través de fondos europeos, de un crédito de 3,2 millones de euros para darle liquidez a la empresa. La administración autonómica ya ha autorizado el pago, pero eso sí, a cambio de una serie de “garantías” que hasta el momento se desconoce si la empresa ha presentado.

Comparte este artículo: