La simbólica reconstrucción de Ofelia Nieto 29

Comparte este artículo:

Juan Zarza / DISO Press

Alrededor de un centenar de personas ha acudido esta mañana, desde las 12 horas, a la calle Ofelia Nieto número 29, en el madrileño barrio de Tetuán, cargados de palas, guantes y otras herramientas. El objetivo: reconstruir de forma simbólica el edificio derrumbado el pasado viernes, después de que la policía municipal desalojara a las tres familias que vivían en el inmueble. El desalojo, en el que miembros de la Vivienda de Tetuán señalan que hubo un uso de la fuerza extremo por parte de los agentes, acabó con once personas detenidas, una de ellas el videoperiodista Jaime Alekos

Después de una hora de trabajo,tiempo que sirvió para reconstruir una pequeña parte de uno de los muros, los activistas y vecinos de la zona, muchos de ellos integrantes de la Asamblea del 15M de Tetuán y del grupo de Vivienda del barrio, vieron que entre los escombros dejados por el Ayuntamiento tras derribar el edificio había residuos de fibras amianto, ya que las excavadoras rompieron un techo de uralita que había en la vivienda. Se trata de un tipo de mineral cancerígeno cuya manipulación puede resultar letal a largo plazo, muy utilizado en las pasadas décadas en construcción para su uso como cubierta.

Después de celebrar una asamblea, los presentes decidieron acudir, con ladrillos y otros escombros del edificio, a la sede de la Junta del Distrito. Así, los vecinos recurrieron el barrio de Tetuán, escoltados por un coche de policía, que no actuó en ningún momento. Una vez que llegaron a la sede, dejaron los ladrillos en la puerta a modo de protesta.

En la tarde del domingo estaba prevista una asamblea en la que se decidirían futuras acciones de apoyo a las tres generaciones de la familia Gracia González que han perdido su casa.

Libertad con cargos

Tras pasar la noche en el calabozo de la comisaría de Moratalaz, los últimos seis detenidos en el derribo de Ofelia Nieto 29 pasaron el sábado pro la mañana a disposición judicial y fueron puestos en libertad con cargos. Se trata de cinco activistas antidesahucios y el periodista gráfico Jaime Alekos, todos ellos detenidos a primera hora de la mañana del viernes en el interior de la vivienda y a quienes la policía acusa de haber rociado con gasolina la ropa de varios agentes.

Los detenidos, que en todo momento han negado la acusación, están imputados por los delitos de desobediencia, resistencia y atentado a la autoridad.

La Policía Municipal y la Unidad de Intervención (UIP) de la Policía Nacional detuvieron ayer a un total de once personas por tratar de evitar el desalojo y posterior derribo de la vivienda. Los otros cinco, detenidos en el exterior del inmueble después de que un grupo de activistas se encaramara a la excavadora, han sido acusados de desobediencia, resistencia a la autoridad y alteración del orden público y ya fueron puestos en libertad con cargos ayer por la noche tras prestar declaración ante la policía.

 

El vídeo del periodista Jaime Alekos antes de ser detenido por grabar el desahucio de Ofelia Nieto

Comparte este artículo: