Los estudiantes toman la calle contra el Plan 3+2

Comparte este artículo:

“Con la excusa de la crisis económica nos cuelan la reforma universitaria y la LOMCE”.

últimoCero. Valladolid:: Jueves, 26 de Febrero de 2015 ::

Más de 1.500 estudiantes, en su mayoría de Secundaria, han vuelto a tomar las calles. En esta ocasión para protestar contra “el último golpe de los poderes económicos: el plan 3+2 que pretende reducir la calidad de la formación universitaria bajando los años de grado de 4 a 3 años. Una reforma universitaria y la LOMCE que nos cuelan con la excusa de la crisis económica”.

Los estudiantes se han concentrado en la Plaza Mayor a las 12, desde donde han partido en manifestación al grito de “Que casualidad, el hijo del obrero no puede estudiar” por la calle Santiago, plaza de Zorrilla, Miguel íscar, plaza de España, López Gómez, plaza de la Universidad, Arzobispo Gandásegui y Portugalete.

La marcha ha coincidido al poco de iniciarse -en la calle Santiago- con los preferentistas, apostados ante el Banco Popular. Los estudiantes se han detenido durante unos minutos para corear conjuntamente con los veteranos estafados: “Que vergüenza de país”; “Banca rescatada, Educación recortada” y “Rajoy dimisión”. Incluso han realizado una sentada al grito de “Esto es la marca España”, rodeados de policías nacionales y municipales.

La manifestación, a su paso por la calle Santiago. Foto: últimoCero

La manifestación ha continuado animada por consignas a favor de la unidad de estudiantes y obreros, contra los recortes en educación y sanidad, que la crisis la paguen los capitalistas o la reivindicación de una huelga general ¡ya!. Por si fuera poco, los participantes han intercalado varias ‘avalanchas’ durante el trayecto, corriendo unos metros como si la policía viniera detrás de ellos, pero eran los estudiantes los que corrían a pillar a los agentes que abrían la marcha.

A la altura del número 20 de la calle López Gómez, como viene siendo habitual, los estudiantes han realizado una parada en forma de sentada para gritar “Esa bandera la vamos a quemar”. En el último piso del inmueble ondea la enseña de Falange.

Unos metros más adelante, los manifestantes han tenido que realizar otra parada. En este caso obligada. La descoordinación de la policía local ha obligado a que la comitiva esperara el paso de los vehículos embalsados en Gandásegui, hasta que por fin los agentes cortaron el tráfico en la calle Angustias dirección Universidad. En la espera se han escuchado gritos: “Si somos el futuro porque nos dan por culo” o “Fuera empresas de la universidad”.

Por un nuevo sindicato estudiantil

La manifestación de Valladolid, promovida por el Bloque Estudiantil, era una de las que en casi cien puntos del país se celebraban a la misma hora. Ya en Portugalete, han colocado junto al muro catedralicio las pancartas: ‘Ni LOMCE. Ni 3+2. Ni privatización. Los recortes continúan. La lucha también’, firmada por Bloque Estudiantil; ‘Nos roban el presente. Nos dejan sin futuro’, de la Asamblea IES Zorrilla, o ‘Educación Laica, Pública y de Calidad. No a la Privatización. 3+2’, sin firma…

Allí se ha dado lectura al manifiesto redactado para protestar contra el 3+2: “Ya antes con Bolonia sucedió lo mismo, reduciéndose los grados de 5 a 4 grados. Con otras palabras, la nueva reforma en a universidad pretende que la materia que antes se estudiaba en 5 años ahora se estudie en 3 años. Por supuesto ésta será de peor calidad, mucho más general y nos obligará a hacer un máster de dos años para poder completar la formación y poder competir en su mercado laboral. Lo más probable es que dicho máster haya que costearlo en facultades privadas. El coste de una carrera puede elevarse con el plan 3+2 hasta los 14.000 euros“.

Tras señalar los recortes a derechos y servicios ya conquistados, se dice que esta reforma y la LOMCE “vienen impuestas desde los monopolios europeos, no por el ministro Wert o por el gobierno de turno”, con un objetivo: “Limitarnos el acceso a la educación para en un futuro convertirnos en mano de obra barata para las empresas. Hoy la falta de calefacción, despidos de profesores o pésima situación del material en Formación profesional, en un futuro se traducirán en la imposibilidad de acceder a la educación más básica, más estudiantes haciendo prácticas en empresas explotados, sin ser pagados, etc.”.

“Pero el estudiantado de origen obrero y popular tiene un camino  para parar todo esto y ese es la organización en cada centro de estudios, en cada ciudad, a nivel estatal, contra el modelo educativo del sistema y contra el modelo del Sindicato de Estudiantes que sólo quiere seguir viviendo de subvenciones y sacarnos a la calle para nada cada tres meses. Así reuniremos más fuerzas movilización tras movilización dando desde abajo golpes mas fuertes”.

Por último, el manifiesto advertía: “Estudiante, cuando acabes tu formación te dirán que debes ser más competitivo. Es decir, pagarte una miseria. Te dirán que seas más eficiente, es decir, explotarte y despedirte. Y todo para que su economía crezca. Un estudiante sumiso, es un trabajador sumiso en el futuro“.

Los gritos de remate fueron: “Ni LOMCE, ni Bolonia, ni 3+2”; “Por la creación del nuevo sindicato estudiantil estatal”, “La lucha es el único camino” y “Profesores y estudiantes, unidos y adelante”.

Antes de dar por desconvocada la protesta, los organizadores informaron a los manifestantes que estuvieran alerta, ya que se había detectado la presencia de conocidos neonazis en las aceras en el último tramo de la marcha. Algunos, en la zona de La Antigua, incluso llegaron a increpar a los estudiantes, ante la pasividad policial.

Comparte este artículo: