El Ayuntamiento no quiere el EVA en el Mercado de Legazpi

Comparte este artículo:

El 19 de febrero se publicaba en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) una resolución por la que sacaba a información pública “el estudio de viabilidad para la construcción y explotación en régimen de concesión de obra pública de un edificio dotacional en el antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi”. Se trataría de un proyecto privado, a explotar en régimen de concesión durante 40 años, dotado con un presupuesto de 54 millones de euros, impuestos excluidos.
Era lo que se temían los integrantes de la asamblea del Espacio Vecinal Arganzuela (EVA), que apenas dos semanas antes se habían reunido con la Dirección General de Gestión y Defensa del Patrimonio y la Dirección General de Participación Ciudadana, organismo que les había asegurado que “no había planes concretos sobre el espacio del Mercado”. El objetivo de los vecinos: gestionar entre las asociaciones y colectivos del distrito madrileño una de las dotaciones en desuso del barrio, siendo el Mercado de Legazpi el espacio por el que habían mostrado más interés.
El proyecto planteado desde el Consistorio, denuncian desde la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), incluye la rehabilitación integral del edificio central –construido en 1935–, la creación de un mercado alimentario de interés turístico de 16.800 metros cuadrados, una zona comercial de 8.000 metros cuadrados, un centro deportivo municipal de 7.500, un espacio cultural con biblioteca pública de 1.750 m2 y un aparcamiento subterráneo de cuatro plantas.
Desde el EVA afirman que la operación “es un nuevo intento de ‘vender’ a los intereses privados, a precio de saldo, la utilización de lo que la ley exige que sea de un uso público” y recuerdan que no es la primera vez que la Administración local tiene planes para esta infraestructura en los últimos ocho años, período en el que ha permanecido abandonada: “Ha sido anunciado como la sede de la Gerencia de Urbanismo, el intercambiador de transporte de Legazpi, un gran complejo dotacional y educativo privado, un centro comercial, etc…”.
La asamblea del EVA anunciará en breve las acciones que está preparando para oponerse a este proyecto y exigir un espacio para los colectivos del distrito de Arganzuela.

Comparte este artículo: