Cospedal pretende reeditar ‘La escopeta nacional’, cuando Franco cazaba hasta 4.601 perdices en una jornada

Comparte este artículo:

Manifestación en Toledo contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha, diseñada ad hoc para “terratenientes, ricos y señoritos”. ¿Qué necesidad tiene Cospedal de sacar adelante una Ley de Caza que no gusta a la oposición ni a una treintena larga de asociaciones y que 117.000 personas se han opuesto a su aprobación a través […]

0

Manifestación en Toledo contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha, diseñada ad hoc para “terratenientes, ricos y señoritos”.

¿Qué necesidad tiene Cospedal de sacar adelante una Ley de Caza que no gusta a la oposición ni a una treintena larga de asociaciones y que 117.000 personas se han opuesto a su aprobación a través de una recogida de firmas? Es la pregunta que la sociedad se hace y que solo encuentra una respuesta: intereses y beneficios “para terratenientes, ricos y señoritos”, dicen desde el PSOE, porque de otra forma no se entiende “el empecinamiento” de la presidenta del Gobierno castellano-manchego de aprobar una ley que “genera sospechas de tráfico de influencias que deben ser objeto de investigación a todos los niveles”, recogen desde la Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha que en la tarde del sábado concentraba en Toledo a cientos de personas para exigir su inmediata retirada (leer manifiesto).

Juez y parte e implicación de altos funcionarios
En este sentido, la Plataforma contra la Ley de Caza ha denunciado en un comunicado de prensa que “tanto la actual coordinadora de los Servicios Periféricos de la Consejería de Agricultura en Ciudad Real, Pilar Vargas; como el jefe provincial de Montes y Espacios Naturales, Luis Toledano, y el hasta hace poco coordinador de los Servicios Periféricos de Agricultura en Toledo, Miguel Sáez, son propietarios o cotitulares de fincas de caza”. De ahí que no entiendan que estas personas hayan sido las encargadas de “dictaminar y decidir sobre todo tipo de permisos, autorizaciones y regulaciones que les podían afectar directamente como titulares directos o indirectos de cotos y fincas”. Algo que, según la Plataforma, “pone en cuestión los motivos por los que se ha impulsado esta ley” (10 razones contra la ley), al mismo tiempo que dicen entender ahora la negativa del Gobierno de Cospedal cuando “durante el plazo de alegaciones propusimos una cláusula de incompatibilidad entre ejercer funciones de responsabilidad política o administrativa en materia de caza y disponer de licencia o cotos en la región”.

Senderistas y delincuencia
No solo eso, EQUO, que recuerda que más de 100.000 personas han firmado contra esta nueva normativa, un récord histórico en Castilla La Mancha, critica a través de su portavoz en esta comunidad, Azucena Gual, “las maniobras lobbystas como un acto delictivo en contra de los parques naturales de Castilla-La Mancha y del bienestar animal”, al mismo tiempo que denuncia la criminalización de la ley que “pretende tratar como delincuentes a los senderistas, ya que incluye medidas que priorizan las cacerías, limitando el acceso al resto de persones o incluye multas entre 3.001 y 30.000 euros por espantar la caza.

“Caza para todos y no solo para los amiguetes”
En parecidos términos se expresa el secretario general del PSOE en Ciudad Real, José Manuel Caballero, que en declaraciones a ELPLURAL.COM mostraba su “oposición rotunda al modelo de caza para señoritos y amiguitos de dirigentes del PP” que es lo que a su juicio recoge esta normativa que promueve el Gobierno de Cospedal, a la vez que subrayaba los esfuerzos de su partido por alcanzar un acuerdo, presentado 159 enmiendas, de las que solo han sido admitidas 24, “propuestas que apelaban a la imperiosa necesidad de poder compatibilizar la caza con otras actividades y tradiciones tan dispares como la recocida de setas o espárragos, la práctica deportiva y de ocio en la naturaleza o el turismo rural, e impedir, como recoge la Ley del PP auténticas barbaridades, como que se puedan matar gatos, practicar el lanceo para la caza de animales, cerrar caminos públicos e incluso sitiar a la población mientras se celebran cacerías, como así ha ocurrido ya en el sur de la provincia de Ciudad Real”.

“Con Franco se cazaba mejor”
Tal vez por todo esto, un miembro de Ecologistas en Acción, una de las asociaciones más beligerantes contra esta “aberración legislativa” que pretende aprobar Cospedal, aseguraba a este periódico que el “PP busca reeditar La escopeta nacional y convertir Castilla-La Mancha en el cortijo señorial que fue no hace muchos años cuando marqueses, banqueros y empresarios del régimen se daban cita en los latifundios manchegos para realizar verdaderas matanzas, y entre tiro y tiro pegar pelotazos financieros y hacer negocios espurios de los que todos hemos oído hablar”, añade, “y sí, llevan razón los que dicen que con Franco se cazaba mejor, ¡ya te digo!”.

De izquierda a derecha: José Utrera Molina, Aurelio Segovia Mora-Figueroa, José Ramón Mora Figueroa, José María Sánchiz Sancho, Carmen Franco, Marqués de las Almenas, Sra. Aznar, Cristóbal Martínez Bordiú, Carmen Polo, Franco, Mateo Sánchez, Conde de Caralt, Fernando Terry, Sra. Cánovas, Cirilo Cánovas, Conde de Teba, Fernando Fuertes de Villavicencio y Vicente Gil, médico de Franco. Rodeados de 4.601 perdidas abatidas.

 

Foto de la matanza de perdices

La matanza de la Encomienda de Mudela
Y razón no le falta al ecologista, ya que en Ciudad Real, y a pesar del tiempo transcurrido, nadie olvida aquella jornada de caza entre el 16 y 18 de octubre de 1959, en la que el dictador Francisco Franco, acompañado por lo más granado del régimen fascista, llevó a cabo la mayor matanza de perdices jamás realizada en suelo español: El genocida abatió 4.601 de estas aves en los Cotos de Santa Cruz de Mudela, en una carnicería y aquelarre de sangre y muerte organizada por José Utrera Molina, suegro de Alberto Ruiz Gallardón, gobernador civil de Ciudad Real por aquel entones y responsable también de las fotos que realizó Eduardo Matos Cuesta y que no se publicaron hasta 50 años después, gracias a un libro editado por la Diputación de Ciudad Real y posteriormente recogidas por el cronista de la Casa Real y periodista del corazón, Jaime Peñafiel.

Foto publicada por ABC el 22 de enero de 2013 con destacados miembros del PP de cacería

 

La pasión del PP por las monterías
Fotos que si bien nada tienen que ver con aquella época gris y represiva, sí se repiten constantemente entre destacados miembros del PP de Castilla-La Mancha. En este sentido, ABC Toledo publicaba el 22 de enero de 2013 una representativa instantánea, tomada además en la finca “El Quinto de San Pedro” perteneciente al Gobierno de Castilla-La Mancha, en la que se puede ver, entre otros, al alcalde “popular” de Los Yébenes, Pedro Acevedo; al diputado regional del PP y regidor de Seseña, Carlos Velázquez, y al delegado territorial de Cospedal en Toledo y probable delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Fernando Jou (sentado con el trofeo cornúpeta en las manos), ambos enmarcados en un círculo rojo.

http://www.elplural.com/2015/02/21/cospedal-pretende-reeditar-la-escopeta-nacional-cuando-franco-cazaba-hasta-4-601-perdices-en-una-jornada/

Comparte este artículo: