Las protestas en Tomelloso y Beteta consiguen frenar recortes en sanidad

Comparte este artículo:

Las protestas en Tomelloso y Beteta consiguen frenar recortes en sanidad. Así lo ha asegurado la Plataforma en defensa de la sanidad pública en la concentración semanal.

La Plataforma prepara unas jornadas sobre el diagnóstico de la sanidad pública para el próximo 5 de marzo en las “Escuelas Aguirre”.

plataforma sanidad enero 15

Texto leído del día 17 de febrero de 2015.

Por un momento nos gustaría “ser” de Tomelloso, donde casi la totalidad de la plantilla de profesionales (72 médicos de 74) han firmado un manifiesto de protesta dirigido al Consejero de Sanidad denunciando el deterioro de la calidad de la atención en dicho Hospital, sufrido como consecuencia de los recortes. Se quejan fundamentalmente de las listas de espera y el retraso en la atención de los pacientes consecuencia principal de la reducción en personal y servicios. Exigen un cambio en la gestión inmediato que revise las plantillas y contratos según las necesidades reales. Y gracias a esa protesta que se ha hecho pública en los medios de comunicación, han obtenido unos primeros logros.

Pues como decimos, eso mismo nos hubiera gustado que sucediera en este Hospital, y desde hace mucho tiempo. La visibilidad de la plantilla de este Hospital para alzar la protesta ante tantos recortes como estamos sufriendo y ante tantos hechos injustos y desafortunados que están afectando a su funcionamiento, y sobre todo a la calidad de la atención sanitaria de nuestros pacientes. Una protesta que al menos hubiera puesto en evidencia las “sucias” maniobras que se están realizando para deteriorar el funcionamiento de muchos servicios (falta de personal, disminución de actividades, etc), justificando así una búsqueda de soluciones externas y ajenas en la medicina privada, que está encareciendo y degradando la sanidad pública de calidad, y el buen hacer de este Hospital.

Pero aquí no se ha hecho como en Tomelloso: seguimos colaborando con nuestro silencio y resignación para que sigan desmantelando este Hospital y sobre todo para que se siga deteriorando la atención sanitaria pública y de calidad, de unos ciudadanos, que como los de Tomelloso  y del resto de España, tenemos derecho a tener.

Nos alegramos también por los compañeros de la Zona Básica de Salud de Beteta, que gracias también a la protesta realizada en los medios de comunicación (y criticada por esta Dirección) han conseguido mantener el vehículo todo terreno para realizar la atención sanitaria en una zona montañosa y peligrosa en comunicaciones, que pretendían se realizara a partir de ahora en un vehículo menos seguro pero más barato… Quizás  “la concesión” solo dure el invierno… o la campaña electoral.

Si fuéramos conscientes del poder que tendríamos si uniéramos nuestras protestas… quizás no hubieran llegado tan lejos con los recortes…

La semana pasada preguntábamos al Coordinador de Sanidad en Cuenca y al Subdelegado de la Junta, si no tenían nada que decir ante la noticia de que era el Sr. Gerente el responsable de la cesión de datos de pacientes a la sanidad privada para su negocio. Pues bien, el Sr. Coordinador se ha limitado a decir, eso sí reiteradamente, que él no ha sido y que no se pronuncia porque se está investigando por parte del SESCAM. Sr. Navarro, ya le explicamos que  se ha investigado y que los inspectores dijeron claramente (le recordamos que el informe es del mes de octubre de 2014) que había sido el Sr. Gerente el responsable.

Por su parte, el Sr. Subdelegado de la Junta parece que no tiene nada que decir ante hechos de suma gravedad y que ponen en evidencia tanto al Sr. Gerente como al Sr. Consejero que, en línea con su “gracioso” proceder, le faltó tiempo para felicitar al Gerente por su proceder. Entendemos que debe ser muy difícil poner en evidencia a todo un Consejero.

Estos días hemos tenido la confirmación de que el recientemente inaugurado (con todo el bombo propio de la propaganda) centro de salud Cuenca IV (el nuevo, en realidad Cuenca III), tenía presupuestado y adquirido el mobiliario necesario para su funcionamiento. Pero como a estos gestores de la sanidad conquense les importan más otros centros de salud de la región, se les ocurrió una brillante idea: trasladar el mobiliario del centro viejo al nuevo y ceder graciosamente el mobiliario nuevo a diversos hospitales de la Comunidad.

Nos sentimos avergonzados del trato que sufrieron los miembros de la Plataforma de Afectados por la hepatitis C, hace unos días en el Parlamento de Castilla-La Mancha. ¿Cómo es posible que en el órgano de máxima representatividad ciudadana puedan expulsar a unas personas por el simple hecho de llevar una camiseta, sabiendo además el calvario por el que están pasando?. Ni siquiera se les ha permitido expresarse. Nos preguntamos cómo es posible que los que no permiten hablar a los ciudadanos puedan representarnos, dónde está la democracia si nos están robando hasta la voz. Ningún miembro del Partido Popular se acercó de hecho a conocer su situación ni se han reunido con ellos en todo este tiempo.

Hace unos días ocurría lo mismo en Galicia. Es evidente que no nos representan, que viven ajenos a los problemas ciudadanos y que la deriva hacia la que están llevando nuestra sanidad perjudica a la mayoría y beneficia a unos pocos, como casi todo lo que está haciendo este Gobierno.

Queremos mostrar todo nuestro apoyo y nuestra solidaridad, una vez más, a estos enfermos porque lo necesitan y porque no están teniendo toda la ayuda que merecen.

Estamos preparando unas jornadas que comenzarán el día 5, en Aguirre, sobre el diagnóstico de nuestra sanidad, dónde nos encontramos y hacia dónde nos dirigen.

Comparte este artículo: