Colectivos feministas convocan concentraciones hoy ante la reforma de la ley del aborto del PP

Comparte este artículo:

 

Rápido, discreto y sin ningún tipo de consenso social. El Partido Popular ha presentado esta mañana una propuesta de reforma de la Ley del Aborto por la que se obliga a todas las jóvenes menores de 18 años a tener el consentimiento de sus tutores legales para interrumpir de forma voluntaria el embarazo.

El PP apela a la protección de las jóvenes sin tener en cuenta las cifras ni el contexto social. Según un estudio de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del embarazo (ACAI), el 90% de las menores que abortaron en 2014 lo hicieron acompañadas por sus tutores legales.

 

Imagen de la manifestación contrav la reforma de la Ley del Aborto, en marzo de 2014. / Bárbara Boyero

Para Eva Rodríguez Armario, vicepresidenta de ACAI, la medida del PP lo que hace es “desproteger a unas 300-400 menores que cada año abortan sin el consentimiento de sus tutores”. Los abortos sin el permiso de los tutores normalmente se dan en situaciones de desamparo familiar, de entornos desestructurados o entre mujeres migrantes que han venido solas a España a trabajar y viven solas o con otros familiares: “Hay jóvenes que son maltratadas por sus padres, tutores que son muy religiosos y saben que su hija va a abortar pero no quieren formar parte de ello, padres que están en la cárcel o jóvenes que están en centros de menores y el consentimiento para abortar depende del director o la directora”, afirma Eva Rodríguez. El abanico de situaciones personales es muy amplio y estas jóvenes entran en un marco de desprotección que las aboca a una maternidad no deseada y traumática en muchos casos, “o a abortar en la clandestinidad poniendo en riesgo sus vidas”, sentencia la representante de ACAI.

La norma del PP supone “un retroceso a la ley de 1985″ cuenta Eva Rodríguez, elimina el apartado 4 del artículo 13 de la Ley del Aborto 2/2010 y cambia la Ley de Autonomía del Paciente para que sea obligatorio el permiso de los padres o tutores.

Para Rodríguez, “es bastante hipócrita que una joven pueda trabajar, casarse, operarse del corazón y vivir sola pero no pueda decidir cuándo ser madre”.

Una vez más el gobierno del PP trata de decidir por las mujeres, sin recordar que el movimiento feminista logró la dimisión del ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón.

Comparte este artículo: