Educación contra el maltrato

Comparte este artículo:
LEÓN
La asociación Adavas ofrece asistencia psicológica y jurídica a 200 mujeres víctimas de abusos sexuales y violencia de género durante el pasado año
La Asociación de Asistencia a Mujeres Violadas de León (Adavas) lleva casi 25 años apoyando a víctimas de agresiones sexuales y violencia de género. Su origen se vincula a la desprotección jurídica que sufrían las mujeres que a finales de los 80 fueron agredidas por el violador del chándal.

na importante labor que con el paso de los años ha ido desembocando en nuevas atenciones como las que demandaban los casos de violencia en el seno familiar y que se incorporó en el año 2001. “Empezamos a ver que en León había necesidad de crear una asociación que también atendiera casos de malos tratos y junto con la asociación Simón de Beauvoir que ya tenía en su día casa de acogida, ahora la asociación atiende a mujeres de víctimas de violencia machista, porque al final todos son actos de violencia contra las mujeres, tanto agresiones sexuales como malos tratos”, asegura la presidenta de la asociación Carmen Carlón.

200 mujeres atendidas

En el año 2014, 122 mujeres fueron atendidas por el gabinete psicológico de la asociación y otras 78 recibieron asistencia jurídica, además se ofreció información a 321 personas y otras 69 acudieron a consulta.

Pero además de la atención personalizada para cada caso, Aldavas se vuelca especialmente en la educación para evitar futuros casos de maltrato y agresión contra las mujeres. “La formación va a ser la única forma que va a acabar con los malos tratos y con las agresiones a las mujeres porque es un tema de desigualdad y de estar en una situación patriarcal que piensan que las mujeres todavía somos un ser inferior”, apunta.

Sagrario Pérez, Carmen Carlón y Andrea Cuervo son parte del equipo de Adavas.

A pesar de que se ha avanzado mucho en materia de violencia de género y que son muchas las instituciones y organismos que se han implicado en materia de violencia de género en los últimos años, Adavas es consciente de que todavía queda un reducto que culpabiliza a las mujeres y entre los que se encuentran muchos adolescentes que “todavía piensan que las mujeres debemos estar en casa, no debemos de trabajar, nos pegan porque nos quieren, toda una serie de mitos y de formas de pensar machista que va a hacer que seguramente bien de adolescentes o de mayores actúen de una forma machista y ejerciendo malos tratos hacia sus parejas”.

Violencia en internet

En los últimos años el perfil de las usuarias de Adavas ha ido cambiando y cada vez son más los casos de maltrato y violencia a través de las redes sociales y los teléfonos móviles y aunque cada caso es distinto señalan que todas ellas son “mujeres hundidas, con baja autoestima y que no encuentran una vía de escape”.

Por ello en la asociación les proporcionan las herramientas necesarias para salir adelante y que “vayan fortaleciéndose y puedan superar esa situación y a lo mejor no llegan a una denuncia pero sí llegan a la separación del maltratador, porque al final los lazos que se tienen son tan fuertes que no pueden con la denuncia y en ocasiones vuelven otra vez con los maltratadores”, lamenta Carmen Carlón.

Aunque en muchos casos la denuncia no llega por el temor de la víctima, desde Adavas animan a todas las mujeres víctimas de algún tipo de abuso o maltrato a que acudan a la asociación en busca de ayuda psicológica para superar una situación con la que se han encontrado por el simple hecho de ser mujeres.

Actualmente desempeñan su trabajo en Adavas una coordinadora, tres psicólogos, dos abogados y una veintena de voluntarios. La asociación posee además una biblioteca especializada en materia de abusos sexuales y violencia de género.

Comparte este artículo: