La marea blanca vuelve a las calles de Madrid contra la privatización de la Salud Mental

Comparte este artículo:

MADRID.- Como cada tercer domingo de mes, la marea blanca ha vuelto a las calles de Madrid. En esta ocasión, el foco de sus denuncias ha estado puesto en la situación de la Salud Mental, que —según denuncian en un comunicado— está “en el ojo de la privatización“.

La marcha ha contado con centenares de asistentes, entre los que se encontraban médicos, pacientes y también dirigentes políticos como los socialistas Rafael Simancas o Tomás Gómez.

A lo largo de la manifestación, una de las portavoces de la marea, Consuelo Escudero, ha denunciado que la política de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid “está dirigida por criterios económicos de competencia y libre mercado a base de recortes y privatizaciones”.

Escudero ha expuesto que en el caso de la salud mental, “las consultas sucesivas tienen un intervalo entre dos y tres meses”, lo que “hace imposible aplicar tratamientos de psicoterapia”. Además, ha tildado de “una paradoja que no haya dinero para incrementar los recursos públicos y sí para pagar psicofármacos”.

Asimismo, han vuelto a exigir al Gobierno y, en concreto, al Ministerio de Sanidad que dirige Alfonso Alonso, que garantice que todos los enfermos de Hepatitis C reciban el tratamiento. Precisamente este viernes los Afectados por esta enfermedad presentaron una querella contra el actual titular del ramo y su antecesora, Ana Mato, por el “homicidio” de los pacientes que fallecieron sin haber sido tratados.

La retirada del decretazo que permitió los recortes en Sanidad y la exclusión de “de casi un millón de personas” del sistema público de salud desde abril de 2012, el colapso en los servicios de urgencias o la “conversión en un negocio de la donación altruista de sangre” han sido otras de las reivindicaciones de los manifestantes. 

Según ha denunciado la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) en un comunicado, “la salud mental será el próximo objetivo de las políticas externalizadoras de las administraciones públicas”. De la misma manera, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MEDSAP) volverá a denunciar las consecuencias del “desmantelamiento de la sanidad pública que están llevando a cabo el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de la Comunidad”.

La marea blanca ha centrado su mensaje en que la “irresponsable improvisación en la gestión de la sanidad aun después de la crisis del ébola, se ha puesto de manifiesto con el colapso” en los hospitales. Además, ha criticado este colapso porque “no sólo afecta a los pacientes, sino también a los profesionales sanitarios, que son sometidos a una gran cantidad de trabajo”.

La marcha salió a las 12 horas del Colegio de Médicos (calle Santa Isabel, 51) y concluyó en el Ministerio de Sanidad (Paseo del Prado, 18).​

Comparte este artículo: