La Rioja pierde 430 trabajadores en el servicio público de salud en solo cuatro años

Comparte este artículo:

La Rioja ha perdido 430 trabajadores en el servicio de salud (Seris) desde 2011. Son datos del censo definitivo del propio servicio, que indican que en cuatro años –de febrero de 2011 a febrero de 2015– la salud riojana ha perdido el 11% de la plantilla. Los más afectados han sido los Centros de Salud de Logroño, que han perdido el 58% de su plantilla. Los centros de La Rioja Alta, que engloba a municipios como Santo Domingo de La Calzada, han perdido el 44% de su personal. El Hospital de San Pedro, el más grande de la Rioja, en el que en 2011 trabajaban 2.566 personas ha sufrido un descenso de casi el 7%; su plantilla actualmente se compone de 2.390 personas. Comisiones Obreras de La Rioja denuncia que se trata de un recorte mayor que el anunciado el pasado diciembre, cuando se publicó el censo provisional.

Comisiones Obreras denuncia que la clave de esta sangría de puestos de trabajo se encuentra en el desvío de fondos a la sanidad privada: “la pérdida de 430 trabajadores se corresponde con el incremento de plantillas en el grupo Viamed”. Un trasvase que solo en 2014 se cuantificó en 15 millones de euros. Según denunció UGT en su informe La verdad sobre la sanidad riojana, Viamed funciona prácticamente en régimen de monopolio en esta Comunidad, que preside Pedro Sanz, del Partido Popular. Viamed está vinculado a la familia López Diéguez Piñar. Viamed Salud es propiedad de Mariano Yera Miranda, el hombre más rico de La Rioja —controla tres sicavs con más de 20 millones de euros y está controlada por Rafael López-Diéguez, secretario general del partido ultraderechista Alternativa Española y yerno del fallecido líder fascista Blas Piñar. En diciembre de 2014, un juzgado de primera instancia de Madrid dio la razón a la Cadena Ser y a la periodista Mariela Rubio frente a Viamed después de que la empresa de la familia López Diéguez interpusiese una denuncia por delito de calumnias e injurias, en una publicación en la que Rubio acreditaba la relación de la cúpula de Viamed con ese partido ultra.

El sindicato CC OO denuncia que ya hay concesiones y contratos cerrados con la empresa Viamed por valor de 120 millones de euros para los próximos años, concesiones a ocho y diez años, lo que las blinda ante eventuales cambios de Gobierno en la comunidad. Y critica que el Gobierno de Sanz se refiere a los “600 puestos de trabajo” creados por Viamed para defender a la empresa cuando el aumento de la plantilla privada se corresponde “milimétricamente” con la pérdida de puestos de trabajo en el servicio público. “Se destruye empleo público de calidad, se contrata a una empresa privada para sustituir al servicio público pagándole generosos contratos enormemente gravosos para las arcas públicas, la empresa privada paga peores salarios a los nuevos trabajadores que contrata (siempre son menos que los destruidos en la pública), y el ciudadano pierde tanto calidad de servicio como dinero pues por menos y peor debe pagar mucho más, exactamente el enorme beneficio empresarial privado a costa de todos”, denuncia Comisiones en un comunicado. Unos días antes, el sindicato denunciaba la saturación en las urgencias del hospital San Pedro.

Comparte este artículo: