Los empleados de Everest dan inicio a las protestas y piden apoyo a León

Comparte este artículo:

Los trabajadores de la compañía editorial leonesa Grupo Everst, apoyados por miembros de diversos colectivos y partidos políticos, han realizado este miércoles su primer acto de protesta por el impago de varias pagas extraordinarias y una nómina, y por la posibilidad de que se concrete, esta semana o la que viene, un Expediente de Regulación de Empleo (Erte) para la plantilla, que sería el cuarto ERE desde hace dos años dentro del grupo empresarial.

Con silbatos, bocinas y pancartas, los empleados han realizado un parón a las doce de la mañana para escenificar su malestar a las puertas de la empresa, como la primera de las medidas que tomarán para reivindicar el cobro de los pagos pendientes y evitar el nuevo ERE. El presidente del comité de empresa, Enrique Reguero (UGT), ha recordado que, además, se está preparando una manifestación que concluirá con un acto cultural, y al que espera que se sumen representantes de la cultura y del deporte leonés. No se descartan tampoco medidas como huelgas o encierros.

El objetivo es el de involucrar a “toda la sociedad leonesa” en la defensa de los trabajadores para mantener con vida una empresa emblemática de la provincia que, según el comité, es viable desde un punto de vista económico y productivo. Por ello, Reguero ha exigido a la empresa el pago de los cobros pendientes, que se corresponden con dos pagas extraordinarias y medias y la nómina de diciembre de 2014.

 

 

“León se puede permtir el lujo de perder otra gran empresa”

Ante el planteamiento de la empresa de emprender un expediente temporal, además, los trabajadores temen también por el abono correspondiente al mes de enero. En este sentido, el comité también pide que la Junta de Castilla y León “se implique” con Everest, de la misma forma que lo ha hecho con otras empresas de la Comunidad, como Puertas Norma, Campofrío o la Fasa de Valladolid.

“Esta empresa tendría que estar en el parque de Boecillo para tener las mismas oportunidades”, ha lamentado el presidente del comité, que considera que, además, el caso de Everest puede suponer un acicate para que leoneses “reivindiquen” lo suyo porque “la provincia no puede permitirse el lujo de perder otra gran empresa”.

‘Salvemos Everest’, el lema de los trabajadores ante una nueva crisis. (Foto: Peio García)

Una niña en el acto de protesta de los trabajadores de Everest. (Foto: Peio García)

 

 

Comparte este artículo: