No al Estado Policial. Por la democracia y la justicia social.

Comparte este artículo:

Desde la Izquierda Castellana queremos alertar al conjunto de la ciudadanía sobre la ofensiva represiva y la involución autoritaria en la que está inmerso el actual Gobierno.

 

La nueva Ley de Seguridad Ciudadana, conocida popularmente como Ley Mordaza o la reforma en marcha del Código Penal, entre otras, configuran un marco jurídico en el cual los derechos y libertades de las gentes y los Pueblos quedarán mucho más menguadas de lo que actualmente están.

 

A ese panorama normativo-jurídico se asocia una práctica del Ministerio del Interior, sus fuerzas policiales y la Administración de Justicia, que de alguna forma adelanta ya lo que nos espera si no conseguimos frenarlo.

 

Las detenciones de 11 compañer@s anarquistas, 7 de l@s cuales están en prisión; la petición de un total de 81 años de cárcel a l@s antifascistas de Vallekas; los numerosos casos de sindicalistas y activistas sociales pendientes de juicio con altas peticiones de cárcel o a la espera de ser cumplidas; las brutales intervenciones policiales en diversas manifestaciones pacíficas, muy especialmente en las convocadas por la Coordinadora 25S; la sentencia de 4 años de cárcel al compañero Alfon por su participación en la Huelga General del 14 de noviembre de 2012; la detención de 16 personas de la izquierda vasca, entre ell@s 12 abogad@s que iban a participar como defensores/as en los juicios programados para los siguientes días… Esta descripción configura un panorama que nos acerca peligrosamente a lo que se entiende por un Estado policial.

 

 

Frente a esta situación se hace imprescindible trabajar por la creación de una cultura de la solidaridad y de la resistencia democrática.

El Régimen está seriamente preocupado por su supervivencia, ante el avance de los movimientos populares y de los Procesos Destituyentes-Constituyentes en los Pueblos del Estado y en el conjunto de éste.

La represión es el instrumento estratégico principal que utilizan para evitar su caída, pero simultáneamente también construyen herramientas mediáticas y políticas -l@s aspirantes a formar la nueva casta-, que sin plantear cambio sustancial alguno del Régimen y mucho menos del Sistema, pretenden generar “la ilusión” entre algunos sectores sociales de que las cosas pueden cambiar por el simple hecho de que cambien algunos de los actuales gestores del Régimen y su Sistema.

Izquierda Castellana

Castilla a 20 de enero de 2015

Comparte este artículo: