Cientos de personas piden recuperar lo valores en la ‘Cabalgata sin Camellos’

Comparte este artículo:

 

Cientos de personas han participado esta tarde en la ‘Cabalgata sin Camellos’ que organiza desde hace doce años en Valladolid la Coordinadora contra el Narcotráfico del barrio de Los Pajarillos, donde han pedido a los Reyes Magos «que la sociedad recupere sus valores», informa Efe.

Cabalgata sin Camellos en Valladolid

«Queremos que la sociedad vuelva a recuperar esos valores de responsabilidad, honradez y solidaridad para evitar que haya corrupción, ladrones y deshumanización, sobre todo para los gobernantes», ha comentado el secretario de la coordinadora, Agustín Raposo.

FOTO GALERIA-RICARDO OTAZO

La cabalgata de este año, que ha recorrido diversas calles del barrio de Los Pajarillos, también se ha visto «afectada por la crisis», ya que ha pasado a tener de cuatro a tres camiones-carroza, uno para cada Rey Mago, con motivos egipcios, cisnes y personajes infantiles, «pero han repartido seiscientos kilos de caramelos».

Todo ello con un presupuesto de unos 1.300 euros, en el que han colaborado vecinos y establecimientos del barrio y también El Corte Inglés, que ha aportado caramelos, «ya que es una iniciativa que siempre obtiene una respuesta masiva de la gente de Los Pajarillos, que vive este día con emoción», ha comentado Raposo.

Durante el recorrido, cientos de personas han acompañado a la comitiva real, que ha finalizado con la lectura de la tradicional «Carta a los Reyes Magos» en la que este año ha incluido ese deseo de que se recuperen los valores éticos de la gente, pero también que cesen «los recortes en sanidad, en educación o servicios sociales».

También han contado con la presencia de dulzaineros, cabezudos y zancudos, que han contribuido a aumentar el entusiasmo de los vecinos del barrio -unos 18.000 habitantes, que han visto cómo ha ido cambiando desde que hace doce años se celebró la primera cabalgata.

«Entonces la situación era insostenible, veías a la gente consumiendo (estupefacientes) en la calle sin ningún pudor y teníamos miedo hasta de salir de casa, pero ahora las cosas son diferentes y hemos conseguido entre todos, con la colaboración de la Policía, que la inseguridad desaparezca», ha recordado Raposo.

En este sentido, ha advertido de que «el papel de la Policía ha sido muy importante, ya que la relación con el cuerpo ha ido cambiando, hasta el punto de que antes apenas nos tenían en cuenta y ahora se mantiene una estrecha relación con los jefes y hay reuniones frecuentes para ponernos al día».

 

Comparte este artículo: