La infanta, los 100 millones y aquí no ha pasado nada

Comparte este artículo:

Desde que estalló el famoso “caso Nóos”, y más concretamente desde que se sabe que la Infanta Cristina puede estar involucrada, el Ministerio Fiscal y su propio abogado defensor han mantenido en todo momento la inocencia de la respetable. Su propio hermano, el Rey de España, sin referirse a ella explícitamente también pidió a la justicia “igualdad de todos los individuos ante la ley”. Como dato curioso, hace poco otra “ilustre” que ha entrado en prisión por algo parecido ha sido Isabel Pantoja, para quién el Ministerio Fiscal sí pidió prisión y a la que no se molestó en proteger a capa y espada (como en el caso de su Alteza, ella tampoco se lo merecía).

El último capítulo de la historia de la noble Cristina se está produciendo ahora, hoy mismo ha depositado los 587.413 euros en concepto de consignación ad cautelam de la responsabilidad civil exigida por la Fiscalía Anticorrupción por el “caso Nóos”. Con ese movimiento la defensa pretende adelantarse a las decisiones del juez titular del caso y demostrar buena fe con el objetivo de librarse del traje a rayas.

Hasta aquí nada que objetar, salvo que todo forma parte de una campaña de limpieza de imagen, con la que se pretende presentar a la Infanta ante la ciudadanía como una víctima de las malas y corruptas decisiones tomadas por su marido. Así que nada mejor que poner un dinero que nadie la ha pedido, salvo el señor Horrach desde la fiscalía, para mostrar a una señora arrepentida que, por supuesto, no sabía nada acerca de las irregularidades que cometía su esposo (la pobrecilla trabaja en una entidad financiera pero qué sabrá ella), y que por tanto ahora debería aplicársele la “doctrina Botín” y  dejarla libre.

Bien, eso está muy bien, pero me da que no. Porque esos 100 millones de las antiguas pesetas no suponen ni siquiera un atenuante en la causa que la hermana del Felipe VI tiene abierta contra ella. La maniobra intenta algo así como: “Va, tomad estos 600.000€ y me la dejáis en paz”. Anticorrupción, que depende del gobierno, lo mismo podría haberla reclamado esa cantidad, que un millón de euros, 300.000 o 50 entradas para el estreno de la última del Hobbit. Me gustaría ver a mí a ese mismo órgano judicial posicionándose de manera tan clara a favor de las víctimas del tren de Galicia, las del terremoto de Lorca o reclamando de oficio a los clubes de fútbol todo lo que deben, pero no, eso no porque aquí está en juego la reputación de nuestra irrenunciable Corona que a pesar de los elogiables esfuerzos de Felipe VI, sigue sin salir del todo de la crisis institucional que empezó con Marichalar, continuó con Urdangarin y finalmente salpicó a la mismísima Cristina de Borbón y Grecia.

Lo cierto es que esos 100 millones no valen para nada, no hacen que la Infanta sea automáticamente no culpable, solo presionan al Juez instructor del caso y pretenden poner a la sociedad en el bando de la hermana del Rey. Esto ha sido un adelantarse a acontecimientos para intentar librarse de algo que a día de hoy y conociendo al señor José Castro Aragón, ese magistrado que llega en moto hasta los juzgados de Palma donde se libra la batalla judicial (la mediática es la que creen tener ganada la defensa y el Ministerio Fiscal tras el depósito de esos 600.000€ y la petición de  condenas ejemplares para el resto de acusados) parece algo poco probable. No debemos olvidar que Manos Limpias, que representa a la acusación particular,  pide no solo la imputación de su Alteza Cristina por un delito de blanqueo de capitales junto a su esposo, sino también 8 años de cárcel y el pago de una multa de 2 millones de euros, más de 3 veces la suma depositada actualmente por la Infanta.

Queda por determinar ahora si como ya hiciera su marido, la hermana del Rey se sentará en el banquillo de los acusados y si finalmente es condenada a prisión, a pesar de este acto irrisorio con el que sus defensores (su propio abogado más el Ministerio fiscal), pretenden dejar cerrado el asunto como si aquí no hubiese pasado nada.

 

http://magazinedelicacy.com/variete/la-infanta-los-100-millones-y-aqui-no-ha-pasado-nada/

Comparte este artículo: