Masacre infantil en Pakistán

Comparte este artículo:

131 muertos, la mayoría niños, en un ataque talibán contra una escuela en Pakistán.

Entre los fallecidos en el ataque, que ha tenido lugar en Peshawar, hay 84 niños.

Según el gobierno regional, los milicianos han entrado en la escuela vistiendo uniformes de la Guardia de Fronteras.

 

Al menos 86 muertos, la mayoría estudiantes, en el ataque a un colegio en Pakistán

131 personas han muerto, de las cuales la mayoría son niños y adolescentes, en el ataque perpetrado este martes por varios milicianos talibanes en una escuela del Ejército en la localidad de Peshawar, en el noroeste de Pakistán. Peshawar, fronteriza con Afganistán, es desde hace décadas una zona de gran actividad de los insurgentes talibanes afganos y paquistaníes.

El jefe del Gobierno regional ha asegurado que los milicianos, entre ocho y diez, “han entrado en la escuela vistiendo uniformes de la Guardia de Fronteras” y que 23 de los cuerpos de los fallecidos han sido trasladados al hospital Lady Reading y los otros 60 a otro centro hospitalario.

1.573 alumnos están matriculados en esa escuela gestionada por el Ejército. La mayoría de los alumnos son hijos de militares.

A primera hora de la tarde, el Ejército ha dado por finalizada la operación, aunque los equipos de desactivación de explosivos continuaban neutralizando las bombas colocadas por el comando talibán. Se han encontrado los cadáveres de seis de los insurgentes.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, ha condenado el atentado y ha anunciado que se trasladará a Peshawar para supervisar la operación militar contra los milicianos que han irrumpido en la escuela del Ejército. “He decidido ir a Peshawar y supervisaré yo mismo la operación”, ha afirmado Sharif, en un breve comunicado publicado minutos antes de iniciar su viaje a Peshawar. “Son mis niños y es mi pérdida”, ha asegurado.

Un profesor que estaba vigilando un examen de estudiantes de 14 o 16 años ha declarado a The Guardian que cuando oyeron los primeros disparos y explosiones de granadas a las 11 de la mañana, hora local, ordenaron a los alumnos que se lanzaran al suelo. Después de una hora, los militares llegaron hasta su zona y los evacuaron del edificio.

Los talibanes eligieron el objetivo para vengarse de los ataques del Ejército paquistaní a sus familias, según un portavoz entrevistado por Reuters. “Hemos seleccionado la escuela militar para el ataque porque el Gobierno ha hecho lo mismo con nuestras familias y nuestras mujeres”, dijo Muhamad Umar Khorasani.

Comparte este artículo: