Vecinas y vecinos de Alcorcón denuncian una campaña de persecución política por parte del gobierno municipal.

Comparte este artículo:

El pasado sábado 13 de Diciembre, y pese a las malas condiciones climáticas, más de un centenar de vecinas y vecinos de Alcorcón decidieron salir a la calle y mostrar su repulsa a la campaña represiva emprendida por el gobierno municipal de la localidad contra el Ateneo Popular. Esta campaña consiste según denunciaron los congregados, en intentar asfixiar económicamente este emblemático centro social mediante la imposición de diferentes multas administrativas que ascienden a más de 12.000 euros.

 

El Ateneo Popular de Alcorcón es una asociación sin ánimo de lucro donde desarrollan su actividad un nutrido grupo de colectivos y agrupaciones culturales, sociales y políticas de la localidad, y que, como ellos mismos dicen en un reciente comunicado «nació ante la necesidad de un lugar donde el pueblo se pudiera organizar y donde se demostrara que otra forma de hacer las cosas es posible».

En este mismo comunicado, denuncian que «son reiteradas las muestras del gobierno municipal del Partido Popular de lo que creemos es una campaña de ‘acoso y derribo’ hacia nuestra asociación, con el intento de ahogarnos económicamente con multas e impedirnos la posibilidad de mostrar nuestra política, negándonos sistemáticamente los centros cívicos, las plazas, los locales municipales… lugares que pagamos todos y todas con nuestros impuestos». Hechos que denuncian dar su comienzo «desde que salió el PP con mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Alcorcón» y que va dirigida contra «todos/as aquellos/as que no simpatizan con la ideología de este partido».

Las multas a las que hacen referencia en su comunicado, les “han venido impuestas acompañadas de excusas muy variopintas. El primer año, 2.200 euros por pintar en la fachada de un local, cuando teníamos autorización por escrito del dueño. El segundo año, 3.000 euros por hacer un concierto de cantautores argumentando el exceso de decibelios, cuando en ningún momento hicieron medición del mismo. Y por último, este año, que nos han metido una multa de 7.601 euros por hacer música en la calle sin autorización municipal en diferentes días durante las fiestas, cuando en ningún momento nos dijeron nada o nos informaron de estar cometiendo ninguna infracción y además cuando contábamos con autorización de Delegación de Gobierno para el desarrollo de estas actividades»

Argumentan, además, que «no es casualidad que todas estas multas las recibiéramos después de alguna actividad que creemos le resultó molesta al consistorio: como la cesión por parte del Ateneo de nuestro local para la realización de las asambleas de trabajadores de la limpieza, cuando se produjo la huelga de basura de ESMASA, o en la actualidad, la charla informativa sobre el ébola que se desarrolló en el Ateneo ante el silencio gubernamental que siguió a la crisis del contagio de una vecina del pueblo y a la mala gestión de las administraciones que puso en peligro a la población de nuestro municipio. Desde nuestro punto de vista estas actitudes no son más que represalias políticas por poner en evidencia las deficiencias y actitudes antidemocráticas del gobierno municipal ».

Esta denuncia pública ha recibido el apoyo de diferentes organizaciones de la localidad, como la Asociación Cívica por los Derechos Sociales, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), Ecologistas en Acción y la Asociación Ciudadana Castilla Comunera, y está siendo reforzada con la decisión, por su parte, de poner en manos de un abogado la presentación de acciones legales por lo que consideran puede constituir un delito de prevaricación y persecución política e ideológica por parte del gobierno municipal.

Se puede acceder al comunicado íntegro del Ateneo Popular de Alcorcón siguiendo el enlace.

Comparte este artículo: