Madrid: Familias y grupos de vivienda realizan acción de protesta y frenan inicio de concierto organizado por el BBVA

Comparte este artículo:
La lluvia no les detuvo, la demanda era clara. Habían llegado hasta la Fundación del banco especulativo BBVA para exigirles que concedan alquileres sociales a las familias que okupan y para denunciar que mientras organizan conciertos “solidarios”, dejan a cientos de miles de personas en las calles, las estafan y las explotan: “¡Menos caridad y más derechos!”

Varias familias con el apoyo del colectivo de Apoyo Mutuo de Ciudad Lineal y grupos de vivienda realizaron una acción contra el BBVA, para exigirles que cumplan con la función social de la que tanto se enorgullecen.

Pese a la lluvia decenas de personas se fueron congregando a las puertas de la Fundación del BBVA que realizaba un concierto del conjunto instrumental Plural Ensemble.

Los y las activistas señalaron no solo las acciones especulativas inmobiliarias de uno de los principales agentes de la mafia financiera internacional, sino que denunciaron también a su Fundación BBVA, “el pretendido órgano filantrópico de un banco que se ha beneficiado como pocos de la debacle del mercado inmobiliario, y que a la manera de una entidad despersonalizada que solo busca el beneficio económico, hace un lavado de conciencia con actividades recaudatorias que no van a la raíz de un problema tan grave como el que plantea la negación del derecho a la vivienda”.

Y esta es la primera de las acciones que han programado hasta cumplir con el objetivo de que las familas puedan acceder a una vivienda digna con el otorgamiento de un alquiler social.

Pasados algunos minutos de las 19 horas una perdsona leyó un comunicado en el que, entre otros conceptos, aclaran:

“Desde el colectivo de Apoyo Mutuo de de Ciudad Lineal venimos notando desde hace meses cómo la okupación ha pasado a ser la única alternativa para decenas de familias de nuestro distrito. Las altas tasas de paro y la total falta de ayudas por parte de las administraciones —esperas de más de un año para la RMI, por poner sólo un ejemplo— no dejan otra alternativa a miles de familias, que en la mayoría de los casos tienen hijos menores y personas mayores a su cargo.

La otra alternativa que estas familias deberían tener a su disposición, la vivienda pública, agoniza lentamente. Miles de viviendas de la EMVS y el IVIMA han sido malvendidas a fondos buitre (por no decir regaladas) para hacer frente a la deuda que acarrea el ayuntamiento de Madrid desde hace años.

El otro actor financiero causante de esta estafa, la banca, mira para otro lado como si nada de esto tuviese que ver con ellos. Rescates millonarios avalados con fondos públicos, tarjetas black, liquidación de las cajas de ahorro, la estafa de las preferentes, enriquecimiento escandaloso con la creación de una burbuja inmobiliaria, etc… Todo esto, según ellos, no es motivo para que tengan que aportar ninguna solución al problema de estas familias, ya que según dicen son “okupas ilegales”.

Una de las entidades a las que nos referimos es el BBVA, el protagonista de la acción de hoy. BBVA ha comprado al FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) la unión de cajas en quiebra UNNIM por tan solo un euro, recibiendo ayudas del Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGD) por casi 1000 millones de euros y agenciándose otros 30 mil millones del capital de UNNIM. Por si fuera poco, el 80% de las pérdidas de la cartera de UNNIM durante los próximos 10 años la asumirán los contribuyentes.

Pese a ello afirman rotundamente que nunca regularizarán la situación de un okupa a través de un alquiler social. Para esta entidad es mucho mejor tener miles de viviendas vacías y familias en la calle, mientras siguen especulando con un derecho tan básico.

Ya es hora de demostrarles que no tienen razón.

Esta será la primera de muchas acciones que no se detendrán hasta que el BBVA estudie la situación de estas familias y les de una solución definitiva.

GALERÍA DE FOTOS DE DISO PRESS

Comparte este artículo: