Los gestores privados del Hospital de Burgos quieren más

Comparte este artículo:
Exterior del nuevo Hospital de Burgos. Foto: últimoCero

Exterior del nuevo Hospital de Burgos. Foto: últimoCero

Mientras la Junta tiene pendiente de resolver el cuarto modificado del contrato inicial, la sociedad mantiene vivos cuatro procedimientos judiciales

Los actuales gestores del nuevo Hospital de Burgos parecen un pozo sin fondo. Que el sobrecoste de este centro alcance ya los 286 millones de euros parece no ser suficiente. Quieren más.

Así se desprende de la información facilitada al PSOE en sede parlamentaria por la propia Consejería de Sanidad de la Junta fechada el pasado 4 de noviembre, donde se refleja que la sociedad Nuevo Hospital de Burgos ha presentado un cuarto modificado del contrato original que la Junta está pendiente de resolver.

Tener garantizados unos beneficios de casi el 7% por parte de la administración parece que no es suficiente para el bolsillo de estos ‘inversores’, que en este cuarto modificado quieren que se valore “el impacto que el aumento de la inversión inicial aprobada en la fase de construcción del nuevo Hospital de Burgos tiene sobre la explotación de la concesión”.

La Junta ya ha dado su visto bueno, al menos, a otros dos grandes modificados. Uno de reclamación de obras por importe de 133,6 millones y otro referido al equipamiento de 152,5 millones.

Ahora la Junta, mientras resuelve este cuarto modificado, tiene sobre la mesa cuatro reclamaciones judiciales de la sociedad concesionaria.

En el primero de estos casos, la sociedad defiende que la Junta “no ha tomado en consideración en el reequilibrio económico financiero de la concesión la totalidad de gastos por ella sufridos” y hace mención expresa a “sobrecostes financieros incurridos al tener que financiar los modificados del plan de equipamiento” y los “intereses de la deuda subordinada e intereses de demora con la UTE constructora”.

En el segundo de los litigios vivos la concesionaria trata de acaparar pacientes con tal de arañar más ingresos. En el contrato original, a la hora de referirse a la forma de retribución por el uso de la infraestructura se establece “el número de tarjetas sanitarias del Área Sanitaria de Burgos” y mientras la administración entiende que el número de usuarios a contabilizar es el aquellos adscritos al Complejo Asistencial de Burgos, la concesionaria pretende que se amplíe a los del resto de la provincia, a pesar de que están siendo atendidos en hospitales de Miranda de Ebro y Aranda de Duero.

También están judicializadas las diferentes interpretaciones “en la forma de facturar las energías, del consumo de la central de esterilización o del material estéril de un solo uso”.

Por último la sociedad concesionaria del Hospital de Burgos también discrepa con la administración  en la interpretación de distintas claúsulas del pliego de prescripciones técnicas y sobre el alcance de la distinción entre fungible o repuesto de diverso material. La cuestión no es baladí. Si se trata de material fungible, paga la administración. En el caso de ser un repuesto, debería correr por cuenta de la concesionaria.

“El hospital de Burgos es una hipoteca que ha firmado en nuestro nombre el PP de Castilla y León y que pagaremos nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos”, sostiene el secretario regional de los socialistas, Luis Tudanca, que ya ha reclamado en vía administrativa que se anulen los dos primeros modificados del contrato por estar fundamentados en “causas falsas”.

Mientras, la Comisión Europea, a raíz de la denuncia presentada por un particular, ha abierto un expediente a España por las irregularidades detectadas en los modificados de obra y equipamiento del hospital.

La denuncia de este ciudadano, publicada por últimoCero el pasado mes de enero, apuntaba como denunciados al Banco Europeo de Inversiones (BEI), a la Junta de Castilla y León, la Sociedad Patrimonial de Castilla y León S.A., la Gerencia Regional de Salud y la sociedad Nuevo Hospital de Burgos S.A., la empresa privada que se encarga de gestiona el hospital y de cuyo accionariado formaron inicialmente parte la Caja de Ahorros Municipal de Burgos, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad del Círculo Católico de Obreros de Burgos, Santander Infraestructuras F.C.R., Gerens Management Group S.A., Grupo Norte, Obrascón Huarte Laín S.A., Urbanizaciones Burgalesas S.L., Caja de Ahorros de Ávila, Caja de Ahorros de Salamanca y Soria, Corsán Corviam S.A. y la empresa Invergestión Sociedad de Inversiones y Gestión S.A.

NOTICIAS RELACIONADAS:

El PSOE quiere se anulen los modificados que dispararon el coste del Hospital de Burgos

La Junta incumplió con el Hospital de Burgos, al menos, 7 directivas y 3 tratados europeos

Millonaria transfusión para garantizar una rentabilidad de casi el 7% a las empresas que construyeron el Hospital de Burgos

El PP impide una comisión de investigación sobre el Hospital de Burgos

Los gestores privados del Hospital de Burgos dejan en la calle y sin paro a 62 trabajadoras

El Hospital de Burgos gira nuevas facturas y recupera otras antiguas para cobrar servicios a inmigrantes

Documentos adjuntos:

Comparte este artículo: