Stop Uranio presenta en el Ministerio de Industria 115.000 firmas contra los proyectos de Berkeley

Comparte este artículo:

 

De las 115.000 firmas, sólo 3.000 han sido recogidas de forma presencial

[Img #164892]

Durante la entrega de las firmas en el Ministerio de Industria

La Plataforma Stop Uranio, junto al partido político Equo, hicieron entrega en la mañana del viernes en la sede del Ministerio de Industria en Madrid de las más de 115.000 firmas recogidas por ambas entidades contra los proyectos de explotación minera que quiere poner en marcha la empresa australiana Berkeley en el oeste de la provincia de Salamanca.

De esas 115.000 firmas, unas 3.000 se han conseguido presencialmente, mediante la instalación de mesas informativas en distintas ocasiones. La cifra restante de firmas ha llegado de forma virtual, a través de la plataforma virtual Change.org, donde aún se puede seguir firmando para mostrar el rechazo a los proyectos mineros (la dirección es https://www.change.org/p/junta-de-castilla-y-le%C3%B3n-no-permita-la-miner%C3%ADa-de-uranio-a-cielo-abierto-en-salamanca).

En el momento de la entrega de las firmas, el portavoz de Stop Uranio, José Luis Moreno, se refirió a los proyectos de Berkeley como “insostenibles y sin sentido común”, por las consecuencias que tendrán en la salud de los vecinos de alrededor. Asimismo resaltó que serán efectos de larga duración: “cuando hayan extraído el uranio las consecuencias para la población continuarán durante siglos”.

Por su parte, Juantxo López, de Equo, manifestó que su objetivo sigue siendo “parar este proyecto”, por el “impacto inaceptable que tendrá sobre la actividad económica de la zona”. Desde su punto de vista, se dañarán la actividad agrícola, ganadera y turística, generando únicamente “miseria y contaminación”.

Stop Uranio y Equo tienen previsto presentar también las firmas recogidas durante este mes de diciembre en la sede de la Junta de Castilla y León en Valladolid. Además, durante la última semana del año habrá una marcha en Retortillo para mostrar el rechazo ciudadano a las intenciones de Berkeley. Actualmente el proyecto de la empresa australiana sigue en fase de trámite, a la espera de recibir la autorización previa del Ministerio de Industria.

Comparte este artículo: