La ARMH inicia los trabajos para exhumar la fosa del adolescente Arsenio Macías en la N-536 en Villalibre

Comparte este artículo:

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) iniciará en próximos días los trabajos para exhumar una fosa de la Guerra Civil en Villalibre de la Jurisdicción, tras recibir la autorización del Ministerio de Fomento para poder excavar en las inmediaciones de la N-536.

En esta fosa se encuentran los restos de un joven de 16 años, Arsenio Macías, asesinado en 1937, por un grupo de falangistas cuando buscaban a su hermano, Claudio Macías, que se encontraba escondido en la bodega de la casa familiar.

Arsenio fue asesinado a 500 metros de su casa, en la conocida como ‘curva de Villalibre’ por no delatar a su hermano a los falangistas que iban a buscarlo. Pasados los meses, Claudio contrajo una enfermedad pulmonar y, para que sus hermanas no corrieran la misma suerte que su hermano, pidió que su cuerpo fuera enterrado en su propia casa, dentro de una urna de madera. Sus restos fueron exhumados el pasado mes de octubre.

Claudio Macías regresó a su pueblo una vez caído el frente de Asturias, al igual que cientos de bercianos que defendieron a la República en el Frente Norte tras escapar de las fuerzas de Franco en julio de 1936. A finales de 1937 conoció las medidas aplicadas por los los falangistas en el municipio de Priaranza del Bierzo, por lo que decidió esconderse tanto en el monte como en el propio domicilio familiar donde, durante meses y vivió y enfermó. Para forzar su entrega, su hermano Arsenio, de 16 años, fue asesinado.

Una sobrina nieta de los dos hermanos, Celia Fernández, relató durante la exhumación de Claudio, que a Arsenio “lo ataron a un árbol, le dieron con un machete en los hombros y le destrozaron la cabeza” los falangistas que acudieron a su casa en Villalibre en busca de su hermano Claudio. “Que lo mataran por no delatarle… eso no lo hacen todos los hermanos”.

Ahora, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica iniciará los trabajos para exhumar los restos de Arsenio. Para ello, pedirá la colaboración del alcalde de Priaranza para contar con la colaboración de los propietarios de los terrenos donde tiene que excavarse. Además buscarán apoyo también para financiar el alquiler de una pala que facilite los trabajos.

Se da la casualidad que en esta misma zona de ‘la curva’, en la carretera hacia Toral de Merayo, hace 5 años fue exhumada otra fosa que contenía los restos deJosé García López, Serafín Blanco Rodríguez, José León Fernández y un cuarto vecino de Priaranza cuya identidad, por el momento, se desconoce.

Exhumación de Claudio Macías en su bodega de Villalibre. Era el hermano al que Arsenio no delató. Sus restos aparecieron el 11 de octubre de este año (ICAL)

Exhumación de Claudio Macías en su bodega de Villalibre. Era el hermano al que Arsenio no delató. Sus restos aparecieron el 11 de octubre de este año (ICAL)

Comparte este artículo: