[No es una crisis, es una estafa] La renta media cae un 13% desde 2007, mientras la de los más ricos aumenta un 11%

Comparte este artículo:
Mientras la renta de la mayoría de la población del Estado retrocede una media de 2600 euros para situarse en niveles del cambio de siglo,  los más ricos ganan entre un 7 y un 11% más que en 2000: es el resultado de una crisis del capital aprovechada, gracias a las políticas neoliberales aplicadas por sus gobiernos, para aumentar sus ganancias a costa de los derechos y el sufrimiento de la mayoría social trabajadora.

Todo lo que sube baja. El problema surge cuando esta máxima se aplica a la renta media de un país. Es lo que ha ocurrido en España a lo largo de la crisis, durante la cual el ingreso medio ha descendido un 13,4% desde 2007. Este desplome ha arrastrado esta cifra hasta los 16.700 euros en 2012, el mismo nivel del año 2000 –ajustada la inflación–, cuando aún regía la peseta.

Los datos proceden de la última actualización de The World Top Incomes Database, elaborada por los economistas Facundo Alvaredo, Tony Atkinson, Thomas Piketty y Emmanuel Saez. Esta herramienta detalla la evolución de la renta de treinta estados, algunos de ellos desde finales del siglo XIX. España es uno de los cuatro países con cifras actualizadas para 2012, además de Estados Unidos, Suecia y Corea del Sur.

La incidencia de la crisis en la pérdida de 2.600 euros de la renta media de los españoles entre 2007 y 2012 es indudable. “Lo que es negativo no sólo desde el punto de vista económico, sino también psicológico y de las expectativas, es que España ya lleva entre seis y siete años de caída del ingreso medio”, explica por correo electrónico a El Confidencial Facundo Alvaredo. El investigador de Paris School of Economics y Oxford destaca, no obstante, que “el ingreso de los hogares no cayó más aún en 2008 y 2009 gracias al aumento considerable de las prestaciones sociales por desempleo y otras transferencias del Estado a las familias”.

Pero si la renta media en España se encuentra en niveles del cambio de siglo, lo mismo no ocurre entre la población con más ingresos. Estos estratos sociales ganan entre un 7 y un 11% más que en 2000. La mayor variación se observa en el 0,01% de la población con mayor renta: unos 3.800 adultos españoles pasaron en doce años de tener un ingreso medio de 1,26 millones de euros al año a 1,39, sin tener en cuenta las ganancias de capital.

“Este fenómeno se ha dado en buena parte de los países desarrollados. Sin embargo, hay que notar que España, al igual que Francia o Italia, no ha experimentado un aumento en la concentración de la renta como el que se ha observado en Estados Unidos o Reino Unido”, constata el coautor de The World Top Incomes Database.

Como se observa en el gráfico, las variaciones de la renta media en el caso español no son tan extremas como en Estados Unidos. Estas diferencias en términos de desigualdad, que no sólo afectan a España sino a toda Europa continental, “no son fáciles de explicar”, admite Alvaredo. Entre los posibles factores, el economista argentino apunta a “las diferencias en los sistemas impositivos, la imposición progresiva sobre la riqueza y las herencias o las normas sociales en lo que respecta al manejo y control de las grandes corporaciones”.

[En una versión anterior de la información, se afirmaba erróneamente que la renta media en España perdió 2.600 euros al año entre 2007 y 2012, cuando la pérdida se refería a la comprendida en este periodo, al pasar de 19.300 euros en 2007 a 16.710 en 2012].

Comparte este artículo: