Burgos: Crónica de la lucha popular contra la reforma de la Plaza de Toros

Comparte este artículo:

 

La Haine entrevista al portavoz de la Asamblea contra la Especulación, quien relata la lucha de las últimas semanas así como la estrategía represiva de la policía

Desde algunos medios de comunicación se han simplificado las ultimas movilizaciones en Burgos contra la reforma de la plaza de toros como “un nuevo Gamonal”, y si bien la plaza de toros está al lado del barrio de Gamonal, en este caso se trata de algo peor para el caciquismo político y empresarial de Burgos: la Asamblea contra la Especulación es una asamblea en la que participan barrios de todo Burgos.

La Haine entrevista a Rafa, portavoz de la Asamblea contra la Especulación, quien relata los hitos de la lucha de las últimas semanas así como la estrategía represiva de la policía.

Antecedentes

Desde antes del verano se veía que al ver el cacique empresarial Mendez Pozo que el proyecto del bulevar en el barrio de Gamonal no salía adelante y que no iba a poder lucrarse como tenía previsto, se le concede un nuevo proyecto al que lleva años dandole vueltas. Con un propuesto inicial de 20 millones y pico de euros, que finalmente se queda en 8 millones, iba a hacer la obra de reforma de la plaza de Toros. Desde el movimiento vecinal y juvenil de Burgos surgen inquietudes al respecto y el pasado mes de septiembre surge la Asamblea contra la Especulación.

Primeras movilizaciones en septiembre y octubre

Comienzan a hacerse asambleas y actividades periódicamente justo frente a la plaza de toros. La policía vigila todas las asambleas y pronto empiezan a llegar furgones de la UIP. Durante septiembre y octubre después de las asambleas los antidisturbios se dedican a perseguir a la gente, realizar identificaciones, realizar frenazos con los furgones con intención de atemorizar. Se organizan las primeras movilizaciones a las que acuden unas 2000-3000 personas. En un primer momento las manifestaciones exigen el fin de la reforma de la plaza de toros, si bien la vigilancia es permanente por lo que se añade la reclamación de que la presencia policial desaparezca. Se realizan también manifestaciones por el centro de la ciudad así como frente al edificio de Promecal (empresa de Mendez Pozo que incluye medios de comunicacion y una empresa constructora). En una de esas movilizaciones frente a Promecal, en un alarde de cinismo Mendez Pozo presionó a sus trabajadores para que se colocaran en las puertas del edificio a modo de escudo humano y diciendo que estaban concentrándose en defensa de sus puestos de trabajo. Varios trabajadores lo confirmaron.

Lunes 20 de octubre: Comienzan las obras

El lunes 20 de octubre comienzan las obras, ese mismo día se realiza una asamblea multitudiaria en la plaza de toros en la que participan varios cientos de personas. En ese momento la presencia policial es mucho mas fuerte de lo normal. En esa asamblea se decide ir a exponerle al alcalde que tiene que paralizar las obras y despejar de policia la ciudad hasta que se haga una consulta ciudadana sobre la necesidad de la plaza de toros. Por su parte, el alcalde alega que “no se había enterado que habian empezado las obras” y tenia que “consultar a sus concejales si se podía hacer una consulta”, si bien a los medios de comunicación les dice que las obras estaban siendo apoyadas por la mayoria de los ciudadanos y que iban a seguir adelante. Los días posteriores las movilizaciones son más tensas y llegan a realizarse cortes de calles.

Lues 27 de octubre: Boicot a la entrada y salida de maquinaria

El lunes 27 hay intentonas de parar las obras, impedir entrada y salida de la maquinaria. En algunos dias posteriores decenas de personas logran que no entraran camiones pero otros días no se consigue debido fundamentalmente al gran despliege policial. La policía insulta y amenaza, y a veces incluso señala a personas concretas.

Jueves 6 de noviembre: Parándole los pies a la policía

El jueves 6 de noviembre se hace una manifestación de cientos de personas que llega a la plaza toros. Allí una persona mayor recrimina a un policia la actitud chulesca con la que actúan y la policía agrede y zarandea a este señor. Los animos se caldean y comienzan algunos enfrentamientos llegando a acabar destrozado un coche policial. La manifestación logra salir hacia la calle Vitoria y los furgones se dedican a perseguir a los participantes, lo que provoca que la gente vuelque contenedores y varias sucursales bancarias se vean dañanas. Hay que subrayar que los daños no afectan a vehículos particulares ni al pequeño comercio.

La policía en buena medida va a por personas concretas a las que había ido señalando anteriormente. En la zona de la plaza de toros hay poca densidad de población y pasa poca gente dado que es una zona un poco apartada. Por tanto las persecuciones policiales no las ve mucha gente a parte de los que participan en las asambleas.

Viernes 7 de noviembre: Llegan antidisturbios de Madrid y Valladolid

El dia 7 se vuelve a convocar una protesta. Ese día la policía acordona completamente la manifestación con antidisturbios venidos de Valladolid y Madrid. Se observan unos 12-14 forgones que no son de Burgos. En este caso las agresiones, empujones e insultos son continuos desde el principio de la manifestación, llegando incluso a empujar a una pareja ajena a la marcha y que simplemente iba paseando por la calle. En ese momento la gente recrimina a los agentes su actitud. Las provocaciones policiales continuan hasta que un grupo numeroso de jóvenes se separa de la manifestación y comienzan a montar barricadas, se dañan sucursales bancarias (únicamente se ven afectados los bancos) y la policía reprime indiscriminadamente. La represión dura hasta la 1 de la noche. Muchos vecinos del barrio recriminan a la policía su actitud y su presencia en las calles. Así mismo, cerca de allí esa noche había una fiesta concurrida y los agentes también cargaron contra los allí presentes, si bien la gente respondió consiguiendo que la policia se vaya sin detener a nadie.

Sábado 8 de noviembre: Escrache al alcalde y 5 detenidos

Se realiza una asamblea en la Plaza del Cid y se decide hacer un escrache a la casa del alcalde. Se sale en manifestación y los policías la escoltan directamente. Al llegar los aledaños de la casa del alcalde la policía intenta arrebatar la pancarta principal una vez que la gente estaba dentro de una especie de interior. La gente protesta ante la provocación policial. Alli de nuevo los antidisturbios golpean a varios de los compañeros más de los “señalados”. En ese momento se sucede los forcejeos y los policías proceden a detener a una persona después de darle muchos porrazos. La gente repudia la agresión e intentan liberar al detenido sin lograrlo. Finalmente los manifestantes deciden ir a comisaria para exigir la liberación del detenido, si bien la policía sigue presionando hasta que se producen disturbios esta vez por el centro de la ciudad, sobre todo por calles comerciales como la calles San Pablo y Santander. Se levantan barricadas en medio de la calle para evitar el avance de los furgones, se destrozan las sedes de al menos 7 u 8 bancos. La policia reprime violentamennte e intenta dar caza a los manifestantes cuando se dispersan. Esa noche un grupo reducido de personas logra llegar a comisaria para solidarizarse con la persona detenida, si bien otras 4 personas más fueron detenidas.


Domingo 9 de noviembre: Los detenidos salen en libertad

El domingo un grupo de manifestantes acude a comisaria allí conocen que los detenidos han sido puestos a disposición judicial. Tras esperarles en la puerta de los juzgados, los detenidos son recibidos con el ánimo bien alto. Uno de ellos afirma que “no tenemos miedo, hay que continuar la lucha”. Se convoca una nueva asamblea para el día siguiente en la plaza de toros.

Lunes 10 de noviembre: Maniobra policial para proteger una concentración del PP

Ese lunes en la asamblea participan unas 200-300 personas. Transcurre con normalidad y cuando finaliza los participantes se disponen a dispersarse se produce una gran encerrona policial. No dejan que la gente vaya por donde quieran sino que es obligada a irse por la calle Vitoria, donde les esperan 8 furgones y varias decenas de antidisturbios con los cascos puestos. Además no les dejan ir por la acera sino que deben ir por la carretera. Mientras les dirigen al barrio de Gamonal, rodean y persiguen a un grupo de unos 80 jóvenes de uno de los barriso más alejados. Y ellos, para evitar que les persigan, deciden dar un rodeo grande de varios kilómetros acompañados y perseguidos por los antidisturbios. Por el camino se producen agresiones aisladas e identificaciones, si bien la gente mantiene la sangre fria no se producen incidentes destacables.
Luego resultó que 3 concejales del PP y la diputada por Burgos del PP habían organizado una seudo-concentracion en la comisaría de “apoyo a la labor policial” y en denuncia de los incidentes de los días anteriores. Quizá por eso la maniobra policial.

Jueves 13 de noviembre: Presión policial y un nuevo detenido

El jueves se lleva a cabo una manifestación de varios cientos de personas, acorralada en todo momento por antidisturbios. La gente más mayor decide tomar las riendas de la manifestación para proteger a la juventud, en medio de mucha tensión policial y abucheos. Cuando la marcha finaliza se disuelve con mucha tensión pero sin mayores problemas. Más tarde salta la noticia de que varios policías de paisano habían perseguido a un grupo de jóvenes y en un momento determinado a uno de ellos le arrojan al suelo y le detienen.

Viernes 14 de noviembre: Jaque legal

Al día siguiente estaba convocada una concentración ante el pleno del ayuntamiento. Aparte de escuchar las intervenciones de los concejales, en el turno de preguntas varios vecinos intervienen para exigir el fin de la presencia de antidisturbios en la ciudad, así como la libertad para manifestarse y transitar libremente por la ciudad. Un vecino (de los detenidos) presenta dos denuncias con fallas importantes para hacer las obras de reforma de la plaza de toros.
1º: La falta de licencia ambiental. 2º: El incumplimiento de las medidas de seguridad, ya que los camiones que sacan los escobros no cumplen las medidas necesarias. De este modo si el ayuntamiento no hace nada para paralizar las obras, cabe la posibilidad de que Junta de Castilla y León pueda hacerlo.

El alcalde no contesta a ninguno de las intervenciones vecinales, está nervioso y solo quiere que acabe el pleno. Ese mismo día Diego Cañamero (SAT) viene a mostrar en persona su solidaridad. También hay gente que va a comisaría para interesarse por el compañero detenido el día anterior. Al mismo tiempo se da apoyo al resto de los detenidos, los cuales serán acompañados por la Asamblea contra la Especulación durante todo lo que dure el proceso.

Jueves 20 de noviembre: Encuentro solidario

El jueves de la semana siguiente se realiza un encuentro con el apoyo de colectivos del resto del estado. Acuden miembros de la Asamblea del barrio de Garrido (Salamanca), quienes luchan contra la destrucción de un parque. También acuden varios vecinos de la coordinadora contra el narcotráfico y la especulación, del barrio de Pajarillos en Valladolid. Así mismo acuden varios vecinos de Zaragoza, así como un representante de la Intersindical Canaria, quién explicó las luchas contra las prospecciones de Repsol. También acudió gente de la Coordinadora 25-S de Madrid. Ese día hubo un acto, una reunion de coordinación y despues una manifestación, la cual fue objeto de la misma presión de siempre de la UIP, exhibiendo unos 12-14 furgones. Sin embargo acabó sin incidentes ni detenciones. Cabe destacar que más tarde durante media hora a un grupo de jóvenes fueron retenidos por la policía. Les preguntaron si habían ido a la manifestación, si habian sacado fotos, etc.

Primeras conclusiones: La lucha continúa

La Asamblea contra la Especulación afirma a La Haine que el hostigamiento policial continua estos días, aunque a diferencia de las movilizaciones de principios de año, ahora en vez de estar permanentemente la calle tomada por agentes, lo que hacen es actuar unicamente cuando hay actos. La represión es más específica. Por otro lado hay amenazas de la delegación de gobierno de que van a caer grandes multas contra los que ellos creen que son los responsables de las asambleas y por tanto responsables de los disturbios.
Este sábado 29 de noviembre junto a las marchas de la dignidad se reclamará desde esta asamblea acabar con la corrupcion y la especulación.

“En adelante tenemos intención de coordinearnos con otros barrios no solo para apoyar esta lucha sino también para seguir trabajando contra la especulación urbanística en general”, señala Rafa.

La lucha sigue, con el objetivo de paralizar la reforma de la plaza de toros, lo cual supone un gasto inútil porque es darle dinero al empresario y cacique de siempre, Mendez Pozo. Lo que denuncia desde la Asamblea contra la Especulación es que en vez de que ese dinero se destine a servicios sociales lo que se hace es endeudar continuamente la administración con proyectos de este tipo.

Burgos ha sido una ciudad conservadora siempre, aunque por suerte no han dejado de existir las luchas. Sin embargo en los últimos tiempos las movilizaciones se han multiplicado. Hay mucha gente que denuncia las injusticias y que antes no se atrevia a luchar. Y sobre todo hay mucha rabia de la gente más joven. Jóvenes que se ven sin futuro, forzados a salir de esta ciudad. Ya estén más o menos preparados se tienen que acabar yendo a buscarse la vida en otro lugar. “Y si vemos la crisis que hay, el acoso policial y la comprensible rabia de estos jovenes y algunos no tan jovenes pues nos explicamos prefectamente lo q está pasando en Burgos”, concluye para La Haine el portavoz de la Asamblea contra la Especulación.

Más información y fotos: https://www.facebook.com/acontralaespeculacion

Comparte este artículo: