Estado de excepción en Madrid para imponer la sucesión monárquica.

Comparte este artículo:

Desde el pasado día 11 en el que se inició el debate en el Congreso español de la Ley de Sucesión monárquica, hemos asistido a la puesta en marcha de un auténtico estado de excepción, cuya finalidad no era, como pretender hacernos creer, el normal discurrir del proceso de sucesión monárquica dese el punto de vista institucional, sino impedir la expresión del sentimiento, a estas alturas mayoritario en la sociedad, de rechazo a la monarquía borbónica y al Régimen al que da principal sustento, el Régimen del 78.

 

Madrid se ha convertido en estas semanas en una ciudad auténticamente policial. El ejercicio de los más elementales derechos democráticos: Manifestación, expresión y derecho a la información, se han visto completamente secuestrados. La primera expresión de esta política auténticamente fascista pudimos comprobarla en la concentración del día 11 de junio en la Plaza de Neptuno y tuvo como colofón el despliegue represivo del día 19, más propio de una situación de guerra que de un procedimiento, “teóricamente”, institucional.

A pesar del brutal despliegue policial para impedir las expresiones de rechazo a la continuidad monárquica y al Régimen del 78, éstas  han aflorado con contundencia y amplitud, demostrando que el Régimen es incapaz de, aún utilizando todos sus recursos represivos y mediáticos, impedir la visualización del mayoritario rechazo popular a la monarquía y a su Régimen.

 

El Régimen del 78 es consciente de que ésta en una crisis estructural profunda y ya lo único que pretenden es ganar tiempo, alargar su supervivencia lo máximo posible. Esa estrategia solo dará resultado si desde los movimientos populares por el cambio no somos capaces de articular una estrategia que nos conduzca a la victoria, que no consiste en otra cosa que destituir al actual Régimen para que se puedan abrir los procesos constituyentes que las gentes y los Pueblos del Estado Español exigen. Esa es nuestra gran tarea.

Desde Iz.Ca. venimos poniendo un intenso empeño en que ese proceso difícil y complejo avance adecuadamente. Nuestro impulso a la candidatura en las Elecciones Europeas de 2009, Iniciativa Internacionalista la Solidaridad entre los Pueblos; nuestro apoyo a la Coordinadora 25S, así como nuestro apoyo al movimiento 22M (Marchas por la Dignidad), además de otras iniciativas como el intento finalmente frustrado de articular una candidatura de Frente Amplio para las últimas Elecciones Europeas, han tenido  y tienen como objetivo construir las alianzas imprescindibles para conseguir una correlación de fuerzas que nos permita salir victorios@s de esta confrontación con el Régimen y articular las bases para la puesta en marcha de procesos constituyentes democráticos en nuestro Pueblo y en el conjunto de Pueblos del Estado Español.

Esta es la finalidad de todo nuestro trabajo y creemos que es el único camino útil y eficaz para conseguir los cambios que hoy la mayoría social de nuestro Pueblo demanda y que por tanto nos permitan impedir que las “renovaciones de la nada”, que se nos venden desde el entramado institucional y mediático consigan sus pretensiones.

El espectáculo de las calles de Madrid ayer, el día de la coronación, prácticamente desiertas, es la expresión de que la sociedad ya no está ni con la monarquía ni con su Régimen. En esta ocasión si que se podría decir que había más policías que civiles en las calles de Madrid.

No podemos dejar pasar esta coyuntura histórica porque sería un tremendo ejercicio de irresponsabilidad que nuestro Pueblo no perdonaría nunca.

Izquierda Castellana

Castilla a 20 de junio de 2014

Información y vídeos sobre las movilizaciones 19 de junio en Madrid

 

Comparte este artículo: