La huelga se hace notar en los campus madrileños

Comparte este artículo:

Piquete desarrollando un “pasacampus” en la Universidad Complutense / Dani Rozas

La jornada de huelga universitaria, convocada por Tomalafacultad, pretende ser una etapa más de la lucha contra “medidas como la subida de tasas, el proyecto de la LOMCE o el reciente informe de expertos universitarios que propone eliminar lo que queda de democracia y autonomía universitaria”, según apunta la coordinadora de asambleas estudiantiles en su comunicado.

Los estudiantes exigen la dimisión de José Ignacio Wert “como último eslabón de una cadena de mando y gestión de la mercantilización de la educación universitaria” y tras valorarlo como el “peor Ministro de Educación desde la instauración del régimen constitucional”. Desde Tomalafacultad también quieren sumarse a la “denuncia de los recortes y despidos que se están aplicando en las universidades madrileñas de los que es responsable el Gobierno Autonómico con la connivencia de los rectorados”. El último de estos recortes se aprobaba el pasado sábado 9 de marzo en la Universidad Politécnica de Madrid con el despido de 301 trabajadores.

Precisamente en la Politécnica, en la que habitualmente las huelgas estudiantiles suelen tener una menor incidencia, se ha dado un seguimiento muy superior al habitual. Escuelas como la de Arquitectura o la de Ciencias del deporte han secundado el paro prácticamente en su totalidad y se han visto apoyados por los trabajadores y profesores, inmersos en el conflicto tras la aprobación del rectorado del primer plan de ajuste de personal en las universidades madrileñas.

En el mismo campus de Ciudad Universitaria pero en la parte de la Universidad Complutense, las facultades de Filosofía y letras amanecían con barricadas dentro de la facultad, puertas encadenadas y contenedores que cortaban el acceso al aparcamiento. Como forma de visibilizar el rechazo al ministro de educación, los estudiantes han colgado de una soga un muñeco con la foto de José Ignacio Wert. El piquete del alumnado de Historia se ha encontrado los momentos más tensos de la jornada, cuando agentes de la Policía han intervenido para disolver a un grupo de estudiantes que estaban cortando la carretera de acceso. Los propios convocantes han confirmado que los agentes han acudido pero “no ha habido incidentes”.

En el campus de Somosaguas, el seguimiento ha sido masivo, y según asegura un portavoz estudiantil “no ha habido ni una sola clase y en el encierro hemos participado unos 200 estudiantes”. Los activistas han cortado los accesos al recinto universitario con barricadas para impedir el paso de los vehículos.

En el campus de la Universidad Autónoma la huelga también ha tenido un amplío seguimiento, según los estudiantes. Facultades como la de Biología o Psicología han permanecido prácticamente vacías. Los huelguistas han desarrollado un corte de vías en la estación de cercanías de Cantoblanco, que ha sido rápidamente desactivada al acudir varias dotaciones policiales. Luego han realizado un cortejo por todo el campus hasta terminar en el rectorado, donde reponen fuerzas ahora con vistas a la manifestación de esta tarde, que partirá de Nuevos Ministerios a las 18:00 con destino al Ministerio de Educación.

 

Comparte este artículo: