El PSOE pacta con un agresor de género para hacerse con la alcaldía de Ponferrada.

Comparte este artículo:

UNOS AUTÉNTICOS SINVERGÜENZAS Y ADEMÁS EL 8 DE MARZO.

Publicado en El País:  El PSOE quita la alcaldía de Ponferrada al PP con el apoyo del acosador de Nevenka

El PSOE (ocho concejales) se ha hecho esta mañana con la alcaldía de la localidad leonesa de Ponferrada después de que haya prosperado una moción de censura promovida por los socialistas contra el hasta ahora alcalde del PP, Carlos López Riesco, que contaba con 12 representantes. Para lograr el Ayuntamiento, Samuel Folgueral se ha alineado con el líder del grupo Independientes Agrupados de Ponferrada (IAP, cinco ediles), Ismael Álvarez, condenado en junio de 2002 por el acoso sexual al que sometió durante años a la también edil Nevenka Fernández.

El ya exalcalde había accedido por su parte al cargo tras la dimisión como primer edil de Álvarez (entonces también miembro del PP) a raíz de la condena por acoso a su compañera de grupo. Desde entonces López Riesco se había impuesto en todas las elecciones por mayoría absoluta hasta 2011. Esta mañana, tras ser desalojado de la alcaldía, López Riesco, ha afirmado que el nuevo regidor será rehén de Álvarez. “Ya sabemos quién va a gobernar”, ha añadido, en referencia al líder de IAP.  Álvarez dejó tras el juicio la disciplina popular y se apartó teóricamente de la política, pero hace dos años creó la formación que ahora lidera.

El que será cuarto alcalde de la democracia en Ponferrada, Samuel Folgueral, ha realizado tras prometer el cargo un discurso emocionado, con palabras de agradecimiento a los vecinos, según recoge el Diario de León. El pleno ha sido interrumpido en varias ocasiones por gritos de protesta de un grupo de mineros. Con la aprobación de la moción de censura, seguida por un nutrido grupo personas, se ha puesto fin a 18 años de Gobierno municipal de los populares en la localidad.

El hecho de que el PSOE vote conjuntamente con un condenado por acoso para destituir al alcalde ha sido muy criticado por militantes socialistas. Más de 350 afiliados han firmado un manifiesto en contra de la moción de censura. “Por la dignidad de la víctima y de los miles de víctimas de delitos con fondo sexista, por coherencia con los principios ideológicos y por la lucha continua por la erradicación de la violencia, no podemos, de ningún modo, compartir la decisión de presentar una moción de censura sustentada en el voto de un condenado por acoso sexual”, reza el documento.

También destacados dirigentes socialistas han mostrado su disgusto por el hecho de que su partido anteponga el hacerse con un Ayuntamiento a cuestiones morales y de coherencia política. La exministra Carme Chacón ha afirmado esta mañana que  “es insoportable como socialista” que su partido vaya a gobernar Ponferrada con el voto de “un acosador sexual”.

Chacón ha lamentado además, en su cuenta de Twitter, que esta votación se haya producido en una fecha tan señalada como el 8 de marzo, Día de la Mujer. “Yo soy contraria”, ha proclamado.

También la diputada socialista por Madrid, Ángeles Álvarez, una de las portavoces del grupo en la Comisión de Igualdad, ha dejado claro que el edil del caso Nevenka le “repele”. “Políticamente mujeres del PSOE hemos dicho no a un Gobierno con este señor en el Ayuntamiento”, ha subrayado la parlamentaria.

Ahora bien, apunta que una de las consecuencias de la votación de este viernes puede ser que Álvarez deje su escaño. “Si se consigue que un tipo que anda por allí deje el Ayuntamiento, yo quizás lo celebre. Esperaré a ver qué pasa”, ha declarado.

Comparte este artículo: