Farmacéuticas se niegan a suministrar medicamentos a Grecia

Comparte este artículo:

Las compañías farmacéuticas en Grecia han reducido el suministro de medicinas a causa de las bajas ganancias y el retraso del pago de las facturas por parte de las autoridades del gobierno en medio de la severa crisis financiera en este país.

El Gobierno griego ha elaborado una lista de más de 50 empresas farmacéuticas a las que acusa de haber detenido o haber intentado poner fin a los suministros de medicamentos a causa de los bajos precios en el país, lo que hace improductivo su negocio.

En esa lista figuran algunas de las principales empresas farmacéuticas del mundo como Pfizer, Roche o Sanofi.

El presidente de la Organización Nacional de Medicinas en Grecia, Yannis Tountas, confirmó que “las compañías están deteniendo el envío de suplementos porque Grecia no es rentable para las empresas productoras ya que están preocupadas porque temen que sus productos sean exportados por comerciantes a otros países más ricos a través del intercambio paralelo ya que Grecia es el país más barato donde se consiguen las medicinas en Europa”.

Tountas añadió que entre los medicamentos ausentes están los fármacos para el tratamiento de la artritis, hepatitis C, la hipertensión, agentes reductores del colesterol, antipsicóticos, antibióticos y anestésicos, entre otros. También se suspendió el suministro de medicamentos para enfermos en condición de gravedad.

De acuerdo con el organismo regulador de los medicamentos de Grecia, las farmacias experimentan la escasez de más de 200 medicamentos y la situación está empeorando cada día.

En esta situación desesperada los griegos recurren de una farmacia a otra en busca de los necesarios medicamentos. Los hospitales se niegan a suministrarlos. La situación más dramática se registra en Atenas (capital).

La oficina griega de la Organización No Gubernamental, Médicos sin Fronteras, ha denunciado en reiteradas ocasiones que la situación se hace cada vez más grave por el sistema de salud griego, donde muchos ciudadanos no tienen acceso a los servicios de salud.

Grecia ha estado en el epicentro de la crisis de deuda de la Eurozona y experimenta su sexto año de recesión, cuya economía navega desde hace tres años en base a préstamos internacionales.

Desde 2010, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional han entregado a Grecia préstamos de rescate, a cambio de medidas de austeridad que garanticen el repunte de la economía helena, entre ellas el despido de decenas de miles de empleados públicos.

Comparte este artículo: