La mujer que pide vivienda de alquiler social se irá al Ayuntamiento

Comparte este artículo:


Rania

Foto: EUROPA PRESS

TOLEDO, 20 Feb. (EUROPA PRESS) –

Rania Hayay Kotbe, de 52 años, la mujer nacida en Ceuta y residente en Toledo que se instaló este martes en el centro de recepción turística ‘Toletum’ para reclamar al Ayuntamiento de Toledo o al Gobierno regional que le concedan una vivienda de alquiler social, se trasladará “a vivir” a lo largo de este miércoles ante las puertas del Consistorio para continuar con su reivindicación.

Así lo ha confirmado en declaraciones a Europa Press la propia afectada, que lleva viviendo en la ciudad desde hace 25 años y ha tenido que abandonar la vivienda del barrio de San Antón en la que residía de alquiler porque no podría hacer frente a los pagos mensuales, y quiere con esta acción que el Ayuntamiento le conceda ese alquiler.

Rania ha pasado la noche bajo el techo del centro de recepción de turistas, que permanece cerrado desde 2011, junto a una cama con mantas para dormir, una cocina antigua y bombonas de butano para poder comer; así como ropa, productos de aseo y limpieza, y otros objetos como un ordenador, una televisión y libros, aunque durante este miércoles, una amiga le va a guardar “sus cosas” para poder desplazarse ante la puerta del Consistorio toledano.

Rania, que ha indicado que a lo largo de esta última noche agentes de la Policía Local “muy amables” se han acercado a comprobar cómo se encontraba, ha apuntado que este martes por la tarde la jueza de guardia habló con ella para ofrecerle pasar un par de días en una pensión, a lo que ella se negó porque eso no solucionaría su problema.

“Yo quiero una casa social, con una habitación, una cocina y baño, no quiero un palacio”, ha confesado la afectada, que ha asegurado que su intención es instalarse ahora frente a la puerta del Ayuntamiento únicamente con una manta y una radio, “con respecto, sin escándalo”, porque no tiene otro sitio para vivir.

DESDE 2007

Esta mujer, que asegura que lleva reclamando un alquiler social desde 2007, ha señalado que existen viviendas de este tipo que pertenecen a la Junta o al Ayuntamiento, en el barrio de Santa Bárbara o en la Plaza de Padillla del Casco Histórico, pero que ninguna de estas dos administraciones han respondido a su petición.

Rania ha manifestado que no quiere estar en “albergues o pisos pateras, ni tampoco en la Iglesia o en los cajeros”, ella quiere pagar un alquiler “honradamente” pero a un precio más bajo del que pagaba, que rondaba los 500 euros, porque –según ha dicho– con 400 euros que cobra de subsidio no puede hacer frente a los gastos de todo el mes.

En este sentido, ha señalado que tiene que mantener a una hija de 19 años que estudia Económicas en Madrid y no tiene para pagarle el transporte, los gastos de comida o el material escolar. Además, ha indicado que esta noche, si se lo permiten, pasaran la noche juntas a las puertas de este centro de recepción de turistas.

HA VENIDO LA POLICÍA

Esta ceutí afincada en Toledo ha explicado que va a permanecer el tiempo “que haga falta” hasta que alguna de las administraciones le den una solución, aunque teme que esta noche el Ayuntamiento dé orden a la Policía para que retiren sus pertenencias del centro de recepción de turistas.

Rania ha indicado que la Policía ya se ha acercado en algunas ocasiones para pedirle que se vaya, y ha amenazado “con quitarse la vida con una caja de cerillas y un bidón de gasolina si le quitan todas sus cosas”.

En relación a su petición de viviendas con alquiler social, Rania ha explicado que ya se reunió con el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, para solicitarlo aunque, según ha criticado, no ha recibido respuesta ni de él ni de la concejala de Bienestar Social ,  Ana Saavedra, al tiempo que ha añadido que sólo le ha llamado la trabajadora social del Consistorio toledano para decirle que este tipo de viviendas no estaban disponibles.

Comparte este artículo: