Negativa por parte del Monasterio de San Pedro Cardeña a la colocación de la escultura en homenaje a las Brigadas Internacionales

Comparte este artículo:

Detalle escultura (2)Desde el Grupo de Amig@s de las Brigadas Internacionales de Burgos informan a través de un comunicado de prensa de la negativa por parte de los monjes de la Abadía de San Pedro Cardeña de ubicar en el entorno del monasterio un monumento en homenaje a las Brigadas Internacionales. Desde 1936 hasta los primeros años de las década de los cuarenta el monasterio de San Pedro Cardeña se convirtió en campo de concentración para prisioneros internacionales que fueron apresados durante el desarrollo de la Guerra Civil Española. Entre los muros del monasterio deambularon agentes de la GESTAPO con la intención de interrogar a los prisioneros internacionales para años después servir como refugio al capitán de las SS Reinhard Spitzy, uno de los nazis más buscados tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Comparte este artículo: