La ILP hipotecaria recibe el respaldo de miles de personas en las calles

Comparte este artículo:

La semana en la que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha llevado su iniciativa legislativa popular hasta el Congreso de los Diputados ha acabado con manifestaciones multitudinarias con el objetivo de presionar a los legisladores para que la aprueben sin modificaciones.

La manifestación más concurrida tuvo lugar en Barcelona, donde entre 60.000 y 80.000 personas según la organización y unas 20.000 según el Gobierno han respondido a la convocatoria. Los Iaioflautas marcaron el tono del recorrido, encabezado por las PAH de la ciudad y cerrado por el grupo de activistas veteranos. Durante una hora, miles de personas salieron de la plaza de la Universitat hacia la sede del PP, elegida como escenario para señalar a los diputados del PP que cuatro días antes habían amenazado con bloquear la reforma de la ley hipotecaria. Los escraches y las pintadas hechas durante el recorrido también señalaron a los bancos.

Antes de la manifestación, a mediodía, se había anunciado la ocupación de un edificio de viviendas para cuatro familias en el barrio de Gràcia y después de la manifestación se invitó a acudir en apoyo.

En Madrid, donde la organización no ha dado cifras, la Puerta del Sol estuvo cerca de llenarse, por lo que la asistencia se puede calcular en torno a 15.000 personas. La manifestación partió de Colón y la policía había cortado sólo dos carriles laterales del Paseo de Recoletos, pero decenas de personas saltaron el cordón para interrumpir el tráfico también en los centrales. El recorrido volvió a desbordarse cuando varios miles de personas decidieron desviarse de lo pactado en la calle Alcalá y continuar por Gran Vía. Tras confluir en Sol, con un concierto de la Orquesta Solfónica, grupos de manifestantes se dirigieron al Congreso y a la plaza de Celenque, donde se encontraba la acampada de desahuciados por Bankia.

La anécdota la protagonizaron dos miembros del PSOE: Juan Fernando López Aguilar, exministro de Justicia y eurodiputado, y Beatriz Talegón, presidenta de las juventudes de la Internacional Socialista que esta semana también ha acaparado atención mediática por un discurso crítico con su partido. En la calle Alcalá, varios manifestantes comenzaron a gritarles “culpables, culpables” y agentes de la Policía Nacional les escoltaron para que se alejaran del recorrido.

El movimiento de las corralas se llevó el protagonismo en Sevilla. Unas 6.000 personas, según la Intercomisión de Vivienda 15M, partieron desde la Alameda de Hércules hasta la primera corrala ocupada por vecinas, La Utopía. Hacia el punto de inicio se habían acercado en marchas las habitantes de las 9 corralas ocupadas (5 en la ciudad de Sevilla y otras 4 en los municipios de Alcalá de Guadaira, Villanueva del Río y Minas, Mairena del Alcor y El Viso) y a mitad de camino se hizo una parada donde se encontraba la única corrala desalojada hasta ahora. Ante el Parlamento de Andalucía se leyó un manifiesto que reclama la declaración de “estado de emergencia habitacional” para que se frenen los diez desahucios diarios que, según Vivienda 15M y la PAH Sevilla, tienen en la provincia.

En Pamplona, entre 5.000 y 8.000 personas acabaron abarrotando la plaza del Castillo. En Almería, cerca de un millar añadieron a las proclamas relacionadas con la ley hipotecaria dos problemáticas específicas: los desalojos de las llamadas “casas de los maestros” y los de chabolas en El Ejido. En Málaga fueron unas 2.000 las que clamaron contra los desahucios y guardaron un minuto de silencio por los últimos suicidios… así hasta 53 ciudades en las que se convocaron manifestaciones o concentraciones, dos de ellas fuera del Estado español (en Londres y Mechelen, Bélgica).

La ley hipotecaria tiene por delante tres semanas clave: el 7 de marzo se vota en el Congreso el proyecto que incluya las enmiendas que los parlamentarios presenten y debatan en los próximos días. “Que ese proyecto de ley se parezca a nuestra iniciativa o a sus propuestas que contenten a las entidades financieras una vez más depende de nosotros”, subraya Ada Colau, portavoz de la PAH, en un comunicado grabado poco después del final de la manifestación en Barcelona. En él se anima a seguir la web y las redes sociales de la plataforma, donde anunciarán nuevas convocatorias en los próximos días.

Comparte este artículo: