“Ésta es mi casa”

Comparte este artículo:
Representación sobre los desahucios seguida de una cadena humana en la calle Santiago

últimoCero

Valladolid

Representación de un desahucio por el grupo de teatro Dran. Foto: C. ArranzLa desesperación de una mujer a punto de ser desahuciada de su casa encogió el corazón a los centenares de personas congregadas en la calle Santiago, hoy, martes día 14, a las 20.00 horas.La magnífica representación realizada por el grupo teatro Dran, formado por Ruth Rivera (en el papel de desahuciada) y Jaime Rodríguez (en el de banquero), con la colaboración de Alfredo Noval (en el de policía) fue seguida en absoluto silencio.

En el mismo escenario, a escasos metros, desde las 11 de la mañana, el drama representado por la compañía Dran era vivido de forma directa y en sus propias carnes por personas, hombres, mujeres y niños despojados de sus viviendas, Allí, acampados a las puertas de las entidades bancarias, unas 20 familias se mostraban en la más absoluta desnudez ante una sociedad perpleja e indignada por lo que está sucediendo por culpa de políticos y banqueros. Su intención era pasar la noche bajo el techo de unas tiendas de campaña.

La policía, a media tarde, solicitó la documentación a los reunidos alrededor de las mismas con la intención de conocer la identidad de los propietarios de las mismas. La medida acabó provocando la ira de los reunidos y un grupo siguió a los agentes al grito de “Vergüenza, Vergüenza”.

Algunos de los presentes no pudieron aguardar a la finalización de la representación teatral y descargaron la tensión acumulada con gritos de “Asesinos, asesinos” y “No son suicidios, son asesinatos“, al presenciar como la mujer, que ha luchado desesperadamente por defender su vivienda, es inducida al suicidio colocándole en sus manos un cuchillo portado por el banquero y el policía. El cuchillo acabará atravesando su pecho ante la ineficacia de su clamor mantenido en el tiempo de: “Esta es mi casa” y “No pienso moverme de aquí”.

Repuestos los concentrados del shock emocional, tres mujeres – Doris Benegas, Sara Hernangómez y Paz Jacobo- dieron lectura a un manifiesto: “Contra la Estafa Hipotecaria. Por el derecho a la Vivienda. STOP Deshaucios”, recibido con los gritos de “Sí se puede, Sí se puede”… A continuación, todos los presentes enlazaron las manos en una cadena que fue engrosándose según recorría la calle Santiago y que sirvió de abrazo solidario a las familias desahuciadas y las víctimas, que fueron recordadas con un minuto de silencio.

El sábado 16, a las 17.30 horas, está convocada un nuevo acto de protesta por el Grupo Stop Desahucios del 15M Valladolid. La manifestación saldrá de la plaza del Milenio

Comparte este artículo: