La indignación por los desahucios acampa en la ‘milla de oro’ de Valladolid

Comparte este artículo:
Más de una decena de familias a punto de perder sus casas planta sus tiendas a las puertas de España-Duero, BBVA, Banco de Santander y Caja Laboral

últimoCero Valladolid :: Jueves, 14 de Febrero de 2013 ::

VER TAMBIEN:

“Ésta es mi casa”

La protesta y sus consecuencias: Santander Consumer negociará con un desahuciado

 

 

La calle Santiago de Valladolid, la que podría considerarse como la ‘milla de oro’ de la ciudad, se ha despertado hoy con unos nuevos inquilinos: más de una decena de familias que están a punto de ser desahuciadas y que como protesta decidieron ayer plantar sus tiendas de campaña a las puertas de las entidades financieras que pretenden desahuciarlas.

A la puerta de las sedes de Caja España-Duero, Banco de Santander, BBVA, y Caja Laboral, los afectados, arropados por la plataforma Stop Desahucios y el movimiento 15M, muestran su indignación y ponen cara a una fría y desoladora estadística ante la atenta mirada de un más que nutrido despliegue policial: sólo en el mes de enero se han tramitado en Valladolid 91 ejecuciones hipotecarias, lo que significa que, de seguir este ritmo, este año se cerrará con el doble de desahucios que el año pasado (alguno más de 500 en 2012).

“Ni un, ni un, ni un desahucio más”, “no son suicidios, son asesinatos” o ” cada vez que se salva un banco se condena a miles de familias” son algunos de los lemas con los que los acampados tratan de llamar la atención al resto de ciudadanos que transitan por la concurrida calle Santiago. “Esto no nos pasa a 4 perro flautas. Mañana puedes ser tu”, advertía a las puertas del BBVA una de las afectadas a los paseantes que, en muchos casos incrédulos, no daban crédito a lo que se puede leer en las octavillas que se reparten.

“Mientras la banca privada en los últimos meses ha recibido cerca de 42.000 millones de dinero público por un agujero que ella misma ha generado, miles de viviendas permanecen vacías en sus manos. Desde el inicio de la crisis se han producido 350.000 desahucios en todo el, país”, reza una de ellas. Paralización inmediata de procedimientos judiciales hipotecarios, que los jueces controlen de oficio los abusos de las entidades financieramente la dación en pago retroactiva y que no se de más dinero público a la banca, son sus exigencias.

A pocos metros de la calle Santiago donde se escenifica esta propuesta, en la calle Constitución, otra protesta, también llamaba la atención de la Policía. En este caso son los afectados por las preferentes convocados por Adicae, que ha denunciado ante la CNMV a 52 entidades financieras por “la comercialización irregular de participaciones preferentes en los últimos años”.

.

(Seguirá ampliación)

Comparte este artículo: