Nuevos modelos de intervención Política. Municipalismo y unidad popular.

Comparte este artículo:

 

Imagen

El pasado 01 de Febrero tuvo lugar un encuentro sobre municipalismo y unidad popular en el centro autogestionado Rompe el Círculo, organizado por la Asamblea de Izquierda Castellana de Móstoles.

En el mismo, participaron numerosas personas del activismo local, el último candidato a la Alcaldía de Segovia por la formación Segovia de Izquierdas y el diputado del parlamento catalán por las C.U.P. (Candidaturas de unidad popular), Quim Arrufat.

Desde Izquierda Castellana se subrayó el agotamiento del régimen constitucional del 78, así como la necesidad de forzar un nuevo proceso constituyente que permita abordar iniciativas que fueron cortadas de raíz en el golpe de estado franquista y echadas en el olvido en el proceso de transición de la dictadura al régimen bipartidista actual, tales como el fin de la monarquía, el laicismo, el derecho de autodeterminación de los pueblos o la democratización de la vida económica y política.

Para ello se planteó la necesidad de generar procesos de unidad popular en torno a las fuerzas anticapitalistas y en base a valores que sitúen al común en el epicentro de cuestiones como la toma de decisiones, la propiedad, etc…, y que incorporen las luchas y aportaciones derivadas de otras contradicciones sistémicas como la cuestión de género, la energética o la ecológica.

“Esta confluencia de luchas, imprescindible para impedir  el proceso actual de expolio económico y demolición de derechos, tiene en lo municipal un escenario privilegiado donde el conocimiento, la afinidad y el encuentro compartido en cuestiones tácticas puede constituir un buen punto de partida.”, afirmó el representante de Izquierda castellana.

Posteriormente se abordó el caso concreto de la zona sur de Madrid, destacando que la unidad popular puede darse : “Muy especialmente, en los municipios de la zona Sur donde la mayoría absoluta del PP llegó más tarde que a Madrid Capital (1991) o Comunidad (1995), dado que la mayor dificultad del partido popular para hacerse con el poder municipal fue a causa, y como consecuencia a la vez, de una tupida red de activismo y organización popular, el llamado “Cinturón Rojo” del sur donde el PP no lograría alcanzar la mayoría absoluta en Móstoles hasta 2003 ( Con una responsabilidad enorme de los impresentables gobiernos locales de PSOE-IU ) y en el caso de Alcorcón no sería hasta 2011, tras una breve legislatura popular entre 1999 y 2003. “

Para la organización del encuentro, la penetración del PP en éste “Cinturón Rojo”, completamente impensable en los años 80 ó 90, sentó una de las bases fundamentales para su cronificación en el poder y su modo de ejercerlo. La alfombra roja puesta por el binomio PSOE-IU, responsables de gestiones desastrosas en las que importaba más repartirse el pastel que otra cosa, hizo añicos la confianza de la mayoría social trabajadora en los postulados de izquierda en toda la comarca sur, y por tanto, ofrecer un referente político a toda la izquierda sociológica de esta comarca es posible e imprescindible.

Posteriormente intervino Carlos Alejo de “Segovia de izquierdas”, una candidatura cuyo origen hay que buscar en las movilizaciones contra la guerra de Irak, el caso “Prestige”, etc…donde la confluencia de activistas y colectivos acabó desembocando en una propuesta municipal de carácter electoral para la población de Segovia.

Alejo expuso las características de la formación que lleva en su ADN la gestión Asamblearia de la toma de decisiones, las rotaciones de responsabilidades y cargos, la participación en acciones directas en huelgas generales o reivindicaciones populares, etc… Así como las dificultades que ha tenido esta iniciativa para abrirse paso en un entorno marcado por la hostilidad mediática e institucional hacia cualquier proyecto de carácter antagonista.

La defensa del sector público, la profundización en la democracia o la denuncia de una política que premia al centro sobre la periferia condenando al ostracismo a numerosas poblaciones del mundo rural, son algunos de los ejes de trabajo de esta formación que ha conseguido obtener un concejal en la localidad de Matabuena y se ha quedado a las puertas de otro en Palazuelos de Eresma.

Por su parte el diputado de las C.U.P., Quim Arrufat realizó un recorrido histórico por los más de 25 años de trabajo municipalista en Cataluña, en base a proyectos de autogestión y de movilización social que han ido siendo refrendados paulatinamente en los escenarios electorales municipales y ya más recientemente en las elecciones autonómicas con el resultado de tres diputados para una candidatura abiertamente anticapitalista e independentista.

Arrufat señaló la importancia de llenar de contenido cualquier proyecto electoral, apostando por priorizar de forma tajante el fondo sobre la forma. “Nunca más una izquierda sin gente”, enfatizó, para cuestionar el sinsentido de numerosas prácticas políticas en las que la unión desde las cúpulas se prioriza por delante de el desarrollo de un trabajo local, útil, modesto pero continuado y que tenga un anclaje real entre la población.

En este sentido, destacó el papel fundamental de los ateneos y locales autogestionados, las cooperativas, las plataformas sectoriales de defensa del derecho a la vivienda, la sanidad, educación, etc… e insistió en que éstas no constituyen un medio para la candidatura sino un fin en si mismo e independiente de la opción electoral, si bien una dinámica refuerza a la otra ya que es importante que las demandas sectoriales estén presentes en espacios de toma de decisión como los institucionales.

Posteriormente se realizó un turno de preguntas donde las aproximadamente sesenta personas que acudieron al encuentro pudieron plantear dudas, preguntas y reflexiones sobre temas como la inminente reforma de la ley de bases de régimen local, la independencia de los países catalanes, las formas de participación democrática o los nuevos modelos de intervención política.

El balance del acto fue muy positivo tanto por la cantidad de participantes como por los aportes que hicieron público y ponentes, demostrando que en otros lugares se han podido consolidar experiencias de corte municipalista y candidaturas electorales en base a procesos de unidad popular que,  lejos de producir fricciones entre el movimiento, han logrado ampliarlo y contribuir a su consolidación.

Comparte este artículo: