[Soria] Futuro digno para nuestros pueblos

Comparte este artículo:

 

“Nunca dejaremos de lado al mundo rural” ¿Cuántas veces nos han dicho esta frase -o parecida- desde la Junta de Castilla y León o desde el propio Estado Español a l@s sorian@s? Infinitas, pero, ¿acaso lo han demostrado?

Vivimos en una época en la que el sistema capitalista está mostrando con toda su dureza lo que realmente es, y estos falsos representantes de la voz del pueblo que se hacen llamar gobernantes, en vez de ocuparse de solventar los problemas de la gente corriente, los agudizan con la excusa del “ahorro” y nos quitan derechos que a nuestros abuel@s les costó  sangre, sudor y lágrimas conseguir.

Son muchos los golpes recibidos últimamente por la población de la provincia de Soria en pilares tan básicos como educación o sanidad; en el caso de este último servicio, las últimas noticias nos han indignado profundamente y no podíamos dejarlas pasar de lado. Nos referimos principalmente al cierre de urgencias nocturnas en los centros de salud de Langa de Duero y Medinaceli.

El cierre de estas urgencias solo viene a demostrar la incapacidad de la casta política para atajar un problema que lleva varias décadas asolando Castilla y, en especial, Soria, y no es otro que la despoblación. No solo nunca han movido un dedo para evitar el desastre demográfico, sino que además aprovechan la coyuntura de dicha despoblación para hacer lo que les viene realmente en gana considerando Soria como su cortijo privado, sin tener en cuenta las pocas aspiraciones que les quedan ya a los habitantes de dichas zonas.

Especialmente sangrante es el caso de Medinaceli, municipio que se encuentra situado en un cruce de caminos con mucho tráfico y con un riesgo alto de accidentes, por lo que se hace más que necesario no solo el servicio de urgencias nocturno, sino también tener como mínimo una ambulancia siempre preparada para lo que pueda suceder. Se da la circunstancia de que con el cierre de estas urgencias algun@s habitantes de pueblos cercanos deberán recorrer la nada despreciable distancia de 50 kilómetros hasta Arcos de Jalón, centro de salud más cercano abierto a partir de las 22:00. Además, con el inconveniente de que en estas zonas la mayoría de la población es anciana y en muchos casos no hay ni cobertura de telefonía móvil, lo que hace aún más complicada la comunicación en estos lugares.

Desde Yesca, nos parece una vergüenza el cierre de estos centros de salud y la supresión de los puestos de trabajo correspondientes, así como las declaraciones de algunos ministros, como el de agricultura, Arias Cañete, que el Jueves 10 de enero se atrevió a decir en RNE que “les estaba costando acercar a jóvenes al mundo rural”. Señor ministro, desde Yesca Soria le pedimos que se deje de reír de nostr@s y de l@s sorian@s, ya que una de las causas fundamentales por la que los jóvenes emigran es por la extrema dificultad para acceder a los servicios básicos: podrían empezar dotando de medios y haciendo la vida mas fácil a l@s que ya estamos en el mundo rural para así poder atraer a otras personas a vivir en estas zonas. Cualquier familia, con hij@s y dos dedos de frente, no se va a ir a una zona semi-despoblada en la cuál si una noche tiene su hijo un pequeño constipado se tengan que hacer -en pleno invierno y con las carreteras que tenemos en muchas comarcas- 50 kilómetros para que te atiendan; esa y no otra es la realidad que habéis generado.

Además, desde Yesca exigimos también un cambio radical en las políticas estatales y que se aclare de una vez que el problema no está en la sanidad pública, sino en los chorizos que hemos tenido, tenemos y, a este paso, seguiremos teniendo en el Estado español, alentados y controlados por la banca. Exigimos tambien un mayor apoyo al mundo rural castellano; son muchos los pueblos abandonados y creemos que para una evolución lógica y saludable de la sociedad, el mundo rural debe de mantenerse vivo durante todo el año y no simplemente para el veraneo de jubilad@s y pensionistas (cada vez menos, por cierto). También exigimos que se deje de poner la excusa de la crisis económica para quitarnos lo poco que nos queda en el medio rural, pues en nuestros pueblos -y en Soria entera- llevamos en crisis, en nuestro caso concreto demográfica, como 60 años, lo que nos parece igualmente alarmante.

Para acabar, desde Yesca proponemos que:

1- Se fomenten políticas agrónomas acordes con nuestra tierra y respetuosas con la misma.
2- Se fomente el empleo en zonas rurales, principalmente en el sector productivo, pues consideramos poco lógico tener toda la logística e industria del Estado tan mal repartida.
3- Se apoye de manera incondicional tanto la sanidad como la educación públicas y de calidad en estas zonas, con el doble objetivo de no forzar la emigración de quienes poblamos dichos lugares y facilitar la llegada de nuev@s vecin@s.
4- Alentamos a los pueblos y municipios a que fomenten políticas horizontales como puedan ser “Huertos populares”, por ejemplo. Así se mantendría vivo el pueblo y además no se asilvestrarían dichos huertos.
5- Y sobre todo, desde Yesca Soria exigimos que desde el Estado español, la Junta de Castilla y León y el resto de organismos públicos correspondientes, se dejen de reír de l@s castellan@s en general y sorian@s en particular, pues pese a que seamos “de pueblo” y vivamos en condiciones complicadas, no somos estúpidos.

Yesca – Asamblea de Soria

Comparte este artículo: