El ocultismo sobre la candidatura de Villar de Cañas fue premeditado

Comparte este artículo:

El pleno del 22 de enero de 2010 no incluía en el orden del día la moción para que el pueblo se presentara como candidato al ATC. Pero esta circunstancia no fue un olvido. No se incluyó en el orden del día para ocultarlo a sus vecinos y al resto de los ciudadanos. Así lo reconoce la Secretaria del Ayuntamiento. La Alcaldía ha rechazado, en un largo escrito, la moción de Olga Bravo, por la que solicitaba la anulación del acuerdo de enero de 2010, pero no argumenta a favor de su legalidad.

En una entrevista realizada a “El País” el 16 de julio de 2010[1], la
secretaria del Ayuntamiento de Villar de Cañas (CU), reconoce que el secretismo estuvo premeditado: “No se lo dijimos a nadie porque esto es un concurso y queremos ganar. La carrera estaba pensada para que solo se presentaran pueblos nucleares. En cuanto salimos nosotros se presentaron más. Por eso no dijimos nada. Queríamos ser el único pueblo no nuclear”.

Carmen Barco, secretaria del Ayuntamiento desde hace más de 20 años y denominada “la jefa” por parte del Alcalde de Villar de Cañas [1], declara en otro pasaje de la entrevista:* “No informamos antes al pueblo porque lo habría envenenado. Yebra lo hizo y no salió”.

Además de estas declaraciones más propias de una política que de una funcionaria, Barco ha dado numerosas charlas, mesas redondas y cursos de la mano de ENRESA y del Foro Nuclear (Lobby de las empresas nucleares)[2] demostrando que ha sido “el cerebro” de la operación y actuando como si se tratase de una edil del Ayuntamiento, pero sin haberse presentado a elecciones, incumpliendo las atribuciones de una secretaria municipal.

En la contestación de la alcaldía entregada por escrito a Olga Bravo
(vecina y concejal de Villar de Cañas) [3], a pesar de su extensión, no menciona argumentos jurídico a favor de la legalidad del acuerdo del pleno de 22 de enero de 2010. Únicamente dice: “Quizás por ser un tema tan ampliamente debatido, por ser un asunto que tan sólo requería la manifestación de una declaración de voluntad, al realizar la convocatoria de la sesión del día 22, ni el Alcalde ni yo recordamos haberlo incluido en el Orden del Día”. Pero las declaraciones de Barco a “El PAIS” desmienten este olvido y demuestran lo planificado del ocultismo. De esta manera, se reconoce implícitamente que no se tomo dicho acuerdo por cauces legales.

“En el escrito, se incluyen varias referencias peyorativas del alcalde
hacia Olga Bravo y otras personas que nada tiene que ver con la moción de Bravo. La contestación demuestra que el Alcalde y la Secretaria actuaron (y siguen actuando) en connivencia y con el único y falso argumento del olvido. Todo esto no hace sino dar fuerza a nuestro argumento, de que el acuerdo de presentar candidatura al ATC, se tomó de forma antidemocrática e ilegal. “Ahora queda esperar la sentencia del Tribunal Supremo que, esperemos, dé el cerrojazo definitivo a esta pesadilla”, ha declarado María Andrés, portavoz de La Plataforma.

La Plataforma quiere aprovechar la conmemoración del “Día Mundial contra el Cáncer” para mostrar la solidaridad con las personas que sufren esta enfermedad y pedir el cierre paulatino de las centrales nucleares. De esta manera de conseguiría minimizar la exposición a las radiaciones ionizantes, puesto que la Organización Mundial de la Salud reconoce su efecto cancerígeno.

[1]

Comparte este artículo: