La policía desaloja el encierro en la EMV de Madrid

Comparte este artículo:

Agentes de las Unidades de Intervención Policial han desalojado el encierro que desde las 11 de la mañana mantenían miembros de cuatro familias inquilinas de la Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid (EMV) en la sede de la entidad. Las familias estaban acompañadas por miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y de grupos de vivienda del 15M que demandaban una solución para sus procesos de desahucio.

A partir de las 17 horas se han vivido momentos de tensión con los agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) que se han desplazado hasta la sede en un total de 8 furgones. Según informa a DIAGONAL el abogado presente en la acción, una de las personas encerradas ha sido detenida dentro de la sede de la EMV y ha permanecido unos 30 minutos bajo custodia allí, desde donde ha sido conducido a la comisaría de Ronda de Toledo. A través de diferentes cuentas de Twitter de las activistas presentes se está informando además del traslado a  la misma comisaría de una veintena de personas más que estaban participando en el encierro para su identificación, ya que no portaban ningún documento de identidad. Una vez en la comisaría, han detenido a otra de estas personas, militante en la PAH de Madrid y en el PCE.

El mando del dispositivo había amenazado con practicar detenciones por desórdenes públicos y no deja entrar ni salir a ninguna de las personas relacionadas con la movilización. Como en los encierros en sedes bancarias, los activistas han denunciado que tanto el personal como la policía les ha impedido utilizar el baño. El grupo de activistas ha permanecido sentado en el suelo en actitud de resistencia pasiva mientras los agentes los iban sacando de uno en uno.

El grupo había entrado para reunirse con representantes de la EMV y entregarles unos escritos con las solicitudes de paralización de los desahucios y, en último caso, realojo en otros pisos. Los activistas habían anunciado que permanecerán en las oficinas hasta que un responsable de la empresa se reúna con ellos, pero se les ha negado incluso una cita para otro día.

Los activistas por el derecho a la vivienda argumentan que una sentencia reciente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que suspendió de forma cautelar el desahucio de una inquilina del Instituto de Vivienda de Madrid en el barrio de Villa de Vallecas, establece que cualquier medida de desalojo debe acompañarse de una alternativa para las personas afectadas

Vídeo de la acción, por Jaime Alekos (@JaimeAlekos)

{youtube}F8n7TlhTOsU{/youtube}

 

 

Comparte este artículo: