Estudiantes se encierran en bibliotecas de Madrid

Comparte este artículo:

Pancarta desplegada en la biblioteca de Iglesia / @abretubiblio

Los estudiantes universitarios se encuentran en la época de estudio previa a los exámenes del primer cuatrimestre. En la Comunidad de Madrid, desde el curso 2010/2011, las bibliotecas públicas dejaron de estar abiertas 24 horas en estas fechas por los recortes autonómicos en educación. Por este motivo, cuatro grupos de estudiantes han decidido desobedecer el horario de cierre en cuatro bibliotecas (Pozuelo, Puerta de Toledo, Retiro e Iglesia) reivindicándolo a través de una web. “Que en nuestra ciudad los comercios abran 24h y las bibliotecas cierren por la noche en época de exámenes, nos da una idea de las prioridades de los que la gobiernan”, explica uno de los estudiantes que participa en la acción.

La acción de Pozuelo ha sido la primera, ya que en el distrito del noroeste de Madrid la biblioteca echa el cierre a las 9 de la noche. Los estudiantes hicieron pública su intención colgando una pancarta reivindicativa sobre las 8 y media. En la sala ya les acompañaban varios agentes de la policía nacional de paisano, que les han instado a marcharse a casa y poner una queja. Los estudiantes han permanecido una hora más, hasta que han sido desalojados los últimos 15, con algún empujón por parte de los agentes. “El pueblo que quiere el 1% cierra bibliotecas por la fuerza, mientras que el pueblo vivo del 99% las quiere abiertas 24h, porque así además se genera empleo”, explica Pablo Gómez, portavoz de la acción en Pozuelo.

La otra “ocupación” que ha sido abortada ha sido la de Puerta de Toledo. Los estudiantes habían citado en los alrededores a los medios a través de correos electrónicos a las 11 y media, y según les ha explicado el empleado de seguridad que les ha impedido el paso, han recibido una llamada de la dirección de bibliotecas advirtiendo que no dejaran entrar a nadie después de las 11 de la noche, pese a que el horario de esta biblioteca fija la hora de cierre a la 1 de la madrugada.

Donde sí han resistido toda la noche es en la biblioteca de Retiro y en la de Iglesia. Y eso a pesar que en ambas han tenido que soportar horas sin luz y que les hayan cerrado los aseos para que no los pudieran utilizar. A pesar de eso, en ambas acciones, los activistas han contado con la simpatía y el apoyo del resto de estudiantes que, ajenos a la acción, se han sumado a esta.

Por otra parte, desde Leganés, municipio del sur de la capital, se han adherido a la acción reclamando la apertura de una biblioteca, ya que en el municipio existe una gran instalación sin acabar que, según el comunicado de la asamblea, “se iba a caracterizar por sus grandes dimensiones (8.640 m²), un importantísimo número de puestos de lectura y de conexiones a Internet, 120 puntos de información, capacidad para 130.000 volúmenes”. El proyecto, que empezó en 2008 y debía estar listo en 2010, sigue paralizado, y la construcción vacía. Por eso, los activistas colgaron una pancarta del edificio en la que se leía “O la abrís o la abrimos”.

{youtube}iIBPUG55ymA{/youtube}

Comparte este artículo: