La llegada a las 100 vigilias en los consultorios de Arribes no impide el buen humor entre los manifestantes contra el cierre de guardias

Comparte este artículo:
  • En Villarino algunos vecinos parodiaron la ausencia de guardias en la noche con una urgencia en la que la ambulancia fue sustituida por un coche fúnebre
  • En Barruecopardo conmemoraron esta cifra con una vigilia de 11 horas, desde las 10 de la noche a nueve de esta mañana

 

La llegada la pasada noche a las 100 vigilias en los consultorios médicos de Arribes no impide que el buen humor reinase tanto en Villarino como en Barruecopardo. En el primero, algunos de los manifestantes parodiaron la actual situación de desatención en las urgencias nocturnas, aunque la ambulancia era sustituida por un coche fúnebre como respuesta sin alternativa a la ausencia de servicios sanitarios durante las noches. Además, los integrantes de la Plataforma ‘Arribes quiere vida’ de Villarino-Pereña repartieron entre los asistentes un pañuelo con la inscripción “Arribes quiere vida” para recordar las 100 noches de protesta en el consultorio médico contra el cierre de guardias nocturnas.

En Barruecopardo, la conmemoración de esta cifra llegaba con una vigilia de 11 horas. Desde las 10 de la noche pasada hasta las nueve de la mañana de este miércoles 23 de enero, los vecinos permanecieron en el centro médico. Según miembros de la Plataforma de esta localidad, “a pesar de los días transcurridos la gente responde a las guardias nocturnas; hoy hemos estado hasta las 9 de la mañana y la noche ha sido de lo más amena, hemos tenido tiempo para hacer todo tipo de cosas, y seguiremos inventando lo que haga falta, pero no dejaremos de pedir lo que por ley nos corresponde”, aseguraba Josefa Pérez.











Comparte este artículo: